Monday, February 12, 2018

ACTIVISTAS

Por Jaime Galvis V.


En la historia de la Humanidad se han presentado numerosas plagas que han causado miseria y muerte. Tales como la langosta, las ratas, las cucarachas, los zancudos y muchas más, en su mayoría son organismos del reino animal. Hay  algunas de origen vegetal. Ultimamente ha surgido una plaga de origen antrópico, los activistas. Inicialmente sus actividades estuvieron casi totalmente dedicadas a la prédica e imposición del credo Marxista-leninista, el fanatismo llegó a extremos increíbles. Cuando la utopía llego a su fin y vino la catástrofe miles, quizás millones de monjes laicos quedaron sin catecismo para sus homilías. Se presentó una diáspora de clérigos en busca de una religión.


Entonces proliferaron las consejas pseudocientíficas, las profecías apocalípticas, las terribles consecuencias de la acción antrópica, la farmacopea de revista y mil idioteces más.  Las jeremiadas en todos los aspectos, provocaron verdaderas histerias en temas tales como el ambientalismo. Desafortunadamente los medios de comunicación se han tornado en cajas de resonancia para esa crisis de superchería. Algo que se ha vuelto obsesivo es la oposición a todo lo que signifique progreso o innovación. Tristemente esos sermones han hecho mella en países atrasados, obstaculizando sus posibilidades de desarrollo.  Paralelamente a todas esas  cofradías absurdas, surgieron las Organizaciones No Gubernamentales u ONGs. Con esto el activismo adquirió proporciones de pandemia, ya que dichas organizaciones contaron con patrocinadores acaudalados.


Con un gran soporte económico se dedicaron a campañas benéficas y maléficas (A estas últimas con gran empeño). La extravagancia de los activistas empezó a culpar la humanidad de fenómenos naturales. Según ellos la capa de ozono de la atmósfera estaba desapareciendo debido al uso de aerosoles fluo-carbonados, estos fueron prohibidos sin que se demostrara que eso era cierto. Hoy se sabe que las variaciones de la capa de ozono son cíclicas. Luego surgió otro infundio, el calentamiento global, causado por la actividad humana, se atribuyó  el aumento de la temperatura de la tierra a actividades tales como la industria y el transporte, desconociendo aspectos tales como las dorsales oceánicas y el vulcanismo que en ellas se presenta, fenómenos generadores de calor inmensamente más intensos que cualquier actividad humana. Surgió otro mito el de la generación de gases de efecto invernadero, en especial el CO2 debido al uso de combustibles fósiles, ignorando que el carbono de los combustibles fósiles se acumuló a partir de C02 atmosférico de eras geológicas anteriores. Más aún inventaron que la selva húmeda tropical era el pulmón del Mundo al liberar ingentes cantidades de oxígeno e idearon el comercio de los “bonos de oxígeno”, recientemente se descubrió que la selva húmeda tropical es un gran generador de CO2, no de oxígeno. El activismo acerca del agotamiento del agua es otro tema obsesivo, aún en países como Colombia que presenta índices de pluviosidad de los más altos del Mundo.


Otro tema del activismo farsante es el de los peligros de los alimentos y sustancias de origen transgénico. Esto ha creado un mercado de productos “orgánicos” cuya diferencia con los transgénicos es el precio. En un verdadero caos de “peligros” imaginarios le declararon la guerra al cigarrillo equiparándolo con la peste bubónica, al azúcar se le quiere dar el carácter de engendro diabólico, el pan blanco es un veneno lento, las grasas saturadas son terribles, las insaturadas también, el colesterol es un duende de dos caras  benéfico y maléfico. Hay demonios infiltrados en la tabla periódica de los elementos, tales como el mercurio, el plomo, el cadmio, el flúor, el fósforo, etc., llegando a opacar al arsénico.  La contaminación visual, la contaminación electromagnética, han sido otros temas de la verborrea activista! En el fondo todo es una mezcla de ignorancia e intereses mezquinos.


Thursday, February 01, 2018

EXPLORACION MINERAL POR CONTRATO

La  minería ha sido sistemáticamente satanizada por algunos gobiernos y por loambientalistas. Pero esta actividad es indispensable para el funcionamiento de un País que no sea una ciudad estado como Singapur. 


En Colombia el desarrollo de la minería ha sido muy lento. La producción de metales  en este País de El Dorado, durante la época colonial fue muy reducida. La producción de oro solamente tuvo un crecimiento significativo en el Siglo XIX, sin embargo no descolló a nivel mundial. Solamente en el Siglo XX Colombia empezó a explotar carbón, calizas, yeso, arcillas sal y otros minerales en pequeña escala, además de metales preciosos y esmeraldas. En la mitad de esta centuria la fundación de la siderúrgica de Paz de Río, empezó la tecnificación de la minería de carbón y se inició producción de mineral de hierro. Luego vino la explotación de carbón a gran escala en la Costa Atlántica y el descubrimiento del yacimiento de níquel de Cerromatosopor una compañía petrolera. 


Es difícil hablar de la política minera del Gobierno ya que en la práctica no existe. Hay una legislación minera que impone una cantidad de trámites y exacciones exageradas, todo se resuelve con multas pero no hay una mínima iniciativa de fomento de esta actividad. Peor aún exacciones tales como el canon superficial se ha prestado para arruinar económicamente a más de un empresario. 


La actividad exploratoria oficial es un tema risible y lamentable. Debido al escaso conocimiento de los recursos minerales del País, en 1963, el Gobierno Nacional firmó un convenio con la Agencia Internacional de Desarrollo (AID) por el cual se inició el Inventario Minero Nacional. Ante la falta de cartografía, este proyecto  fue dedicado a elaborar mapas geológicos de algunas áreas del país. Respecto a yacimientos minerales los estudios se limitaron a algunas manifestaciones de fosfatos y poco más. Al Terminar el convenio citado, en 1968 se creó el Instituto Nacional de Investigaciones Geológico-Mineras.  


Esta entidad se empeñó en continuar la cartografía geológica  del país en una forma caótica, además inició una campaña de prospección geoquímica desordenada sin conocimientos de geología regional. Durante varias décadas hicieron muestreos de sedimentos fluviales en una forma absolutamente rudimentaria y antitécnica, sin encontrar depósito alguno digno de  mención. Realizaron dos investigaciones metalogénicos locales, uno para tratar de definir el origen del platino en el Chocó, en este proyecto no entendieron que los “aluviones” de oro y platino son en realidad brechas volcánicas y otro para aclarar la génesis de las manifestaciones auríferas del Guainía, allí no comprendieron que no se trata de mineralizaciones hidrotermales. Ambos estudios fracasaron.  


En el año 2011 cambiaron de nuevo el nombre de la institución, volvió a ser elServicio Geológico Colombiano. Poco cambio real, la investigación metalógénica permanece estancada, pero se generalizó  la contratación de  funciones  de la institución con firmas particulares. Se consideró que los contratos iban a generar ideas. Pero la situación empeoró,  prácticamente siguieron usándose los mismos conceptos pero a un costo mayor. La cartografía nueva en muchos casos resultó inferior a la anterior.  Los pocos descubrimientos que han hecho exploradores particulares no se estudiarongenéticamente, la reacción oficial ha sido la de perseguir a los autores de los hallazgos como en el caso de la tantalita, wolframita y casiterita, o de ignorar el hallazgo como sucedió con el hierro bandeado del Vaupés, esa área fue declarada parque nacional. Prosiguieron la rutina de la prospección geoquímica, ahora por contrato. De esa actividad únicamente se han producido anomalías pero no ocurrencias minerales palpables. Queda la duda si las anomalías están en el terreno o en los contratos.


¿Ha habido interventoría de dichos trabajos?


Jaime Galvis V.

Wednesday, January 24, 2018

INQUIETUDES CON EL PROCESO DE LAS FARC


Por ARMANDO ESTRADA VILLA
Exministro del Interior. Magíster en Estudios Políticos

Tres condiciones son esenciales para que un acuerdo de paz sea exitoso, estable y duradero: el compromiso y liderazgo de las partes que lo suscriben, el apoyo incondicional de la comunidad internacional, y el respaldo entusiasta y sentido de pertenencia de la ciudadanía.


Con las dificultades mostradas en la evaluación que acaban de realizar las Naciones Unidas, puede afirmarse que las partes, Gobierno Nacional y Farc, han cumplido lo pactado y están firmes en el propósito de honrar los compromisos adquiridos; por su lado, la comunidad internacional, con la ONU a la cabeza, mantiene el acompañamiento y patrocinio a lo acordado en La Habana; en tanto que la ciudadanía colombiana, potencial beneficiaria de la paz y de los cambios políticos, económicos y sociales convenidos en el acuerdo, se muestra indiferente y escéptica, cuando no crítica y displicente, a todo lo anunciado en medio de gran pompa y solemnidad, primero en Cartagena y después en el Teatro Colón de Bogotá, como resultado de las negociaciones. Por ello, puede sostenerse que el acuerdo no entusiasma a los colombianos y no provoca en ellos el necesario sentido de pertenencia.

Si comparamos con los procesos de paz y reconciliación adelantados en Colombia entre liberales y conservadores en 1957, que dio vida al Frente Nacional, y entre los gobiernos de Virgilio Barco y César Gaviria con el M-19, que impulsó la Constitución de 1991, la diferencia es notoria. De estos dos procesos salimos unidos y la ciudadanía recibió con alborozo los acuerdos, que, valga decirlo, se cumplieron a cabalidad para beneficio del país. Con todo y ser este proceso de paz con las Farc tan importante como los anteriores, en vez de unir a los colombianos los ha dividido hasta la polarización que hoy presenciamos y que se hizo evidente en la votación del plebiscito de octubre de 2016.

¿Por qué tantos compatriotas rechazan un convenio que ofrece superar un conflicto de tantos años y que tanto daño ha causado en vidas humanas perdidas, enorme número de desplazados y refugiados, infraestructura arrasada y excesivos sufrimientos a la población?


La respuesta a este crucial interrogante es que falló tanto el liderazgo político del Gobierno como el de las Farc. Del Gobierno, porque no supo vender las bondades del acuerdo y su lenguaje en vez de acercar a los ciudadanos los separó, y de las Farc por su tono prepotente y agresivo, que en lugar de conquistarle simpatías al proceso le restaba apoyos. Olvidaron las partes que la solución política del conflicto solo se consolida y perdura cuando los ciudadanos se apropian de ella y no cuando les es impuesta, pues sin el apoyo imprescindible de la población en favor de los pactos de paz los liderazgos de Gobierno y Farc no tendrán éxito.

Urge escuchar con atención a la sociedad para ver qué correctivos se hacen a los acuerdos, pues de lo contrario la paz no será estable y duradera como lo requiere el país para superar esta etapa de cruel e inútil violencia.

.

Monday, January 15, 2018

La Carambola: EXTRACCION DE ORO EN COLOMBIA

La Extraccion de Oro en Colombia, Clase Magistral del Geologo Jaime Galvis Vergara https://youtu.be/MwrW2cdST9Y

TERRA INCOGNITA

Colombia es un país desconocido en las altas esferas del Gobierno y esto ha sido un grave inconveniente en el desarrollo nacional. Hay demasiados mitos y falsedades y muy poco conocimiento directo. En aspectos tales como la geología y la geografía la ignorancia es increíble. La promoción de áreas  para la exploración petrolera se orientó hacia el Occidente y Noroccidente, zonas de Corteza Oceánica sin perspectivas para el hallazgo de hidrocarburos, ignorando la gran faja de  petróleos pesados del Sureste de la Cordillera Oriental que puede equipararse  con el Cinturón del Orinoco en Venezuela, con la ventaja adicional que aquí aflora el crudo en numerosas localidades, pero en un acto absurdo le cancelaron la licencia a una compañía que iba a explorar en dicha faja. 


No es  de extrañar porqué que la última ronda realizada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos fue un rotundo fracaso.

 

La política minera es un completo caos, no hay cartografía geológica coherente, los mapas se contratan con criterios que parecen de agrimensura, en los cuales el propósito es el número dekilómetros cuadrados no las ideas, no hay estudios metalogénicos, la exploración del Servicio Geológico carente de base científica es una simple rutina burocrática.


La mayor parte de la extracción de oro “aluvial” en Colombia se realiza en brechas volcánicas, no en aluviones como lo afirman los medios oficiales, por tanto el oro se puede encontrar en áreas distante de los ríos, por lo cual actualmente, las principales herramientas,  en ese tipo de minería no son las dragas, sino las retroexcavadoras.  Respecto a las mineralizaciones diseminadas, filones, etc., el desconocimiento es pasmoso. 


En general el desinterés y la ignorancia son tales que la única consecuencia que tuvo el descubrimiento de un gran depósito de hierro bandeado fue la declaración de parque nacional de la zona donde se encuentra, congelando así un recurso importantísimo para el futuro industrial del País. Además le cancelaron los derechos a una empresa que empezó trabajos exploratorios allí.


La coordinación de las agencias estatales es nula, por tanto, si se consultan los estudios de suelos del IGAC y se revisan los mapas  del Servicio Geológico parece que se trataran de dos países diferentes. Tan acentuado es esto, que en los estudios edafológicos de la Sabana de Bogotá  abundan los suelos volcánicos, pero en la cartografía del Servicio geológico no aparece un metro cuadrado de rocas volcánicas. Además numerosas planchas cartográficas del Servicio Geológico no coinciden entre sí.

Las entidades del Ministerio del transporte manejan conceptos geográficos, geológicos y edafológicos muy diferentes a los de las entidades antes mencionadas. Por tanto las fallas geológicas que afectan las vías frecuentemente no son las mismas que menciona el servicio geológico. Los riesgos difieren en su origen y carácter. Confunden lahares con flujos de escombros  y con terrazas aluviales. 


Generalmente desastres causados por domos salinos se atribuyen a fallas, etc.  


Esta desconexión se presenta en otros aspectos tales como la climatología, el Ministerio del Medio Ambiente y las corporaciones regionales conceptúan los páramos como las fuentes hídricas más importantes del país, pero según los datos pluviométricos del IDEAM, esas alturas presentan pluviosidades muy bajas, comparables a las de la Alta Guajira. El Ministerio del medio Ambiente, y las entidades dependientes, aseveran que la Selva Amazónica es el pulmón del Mundo por la cantidad de oxígeno que produce, pero los datos de climatología y meteorología mundiales indican que dicha selva es el mayor generador de CO2, metano y otros gases de efecto invernadero en el Mundo.


Cabe preguntarse: ¿hay alguna seriedad en la investigación científica del territorio nacional o todo es adivinación?  


Jaime Galvis Vergara

Thursday, January 11, 2018

URABA

En medio de todas las pugnas políticas, los enredos jurídicos, las ideologías trasnochadas, la corrupción, la pésima administración, la crispación de la ciudadanía hace que se olvide lo único que realmente genera bienestar social, el desarrollo económico. En este aspecto hay unos proyectos de iniciativa privada en Urabá que son claves para el futuro económico del País, los 3 puertos, cuya puesta en operación significa un vuelco total en la economía de esa región y de el País en su conjunto. Este tema es tan importante que cabe preguntarse porque no se propuso antes.


Los complejos portuarios de la región de Urabá van a acercar a Medellín y a todo el Occidente Colombiano al mar Caribe, aún para Bogotá y el alto Magdalena constituyen las zonas portuarias más cercanas en el Océano Atlántico. Además serán los puertos colombianos más próximos al canal de Panamá. Si a esto se agrega la próxima terminación de la hidroeléctrica de Ituango, se presentan las circunstancias ideales para la formación de un gran polo de desarrollo en Urabá.


Uno de los posibles proyectos industriales sería la instalación de una empresa para el desguace de barcos y con esto la producción de chatarra a gran escala, teniendo en cuenta que Panamá es el mayor centro de matrícula naviera en el Mundo. Incluso sería interesante la instalación de una planta siderúrgica en base a esa chatarra.


La generación de energía de Ituango abre la posibilidad de instalar una planta metalúrgica de aluminio, trayendo bauxita de Jamaica u otras fuentes del Caribe. Colombia tiene un nivel de consumo de aluminio suficiente para justificar el proyecto, pero además la situación próxima al Canal de Panamá permitiría la exportación a los países suramericanos del Pacífico, ninguno de los cuales produce aluminio.

 

Otro aspecto que puede ser muy importante en Urabá es la industria maderera, en proximidades de Turbo hay cultivos de teca, este árbol produce madera que calidad excepcional, las perspectivas pueden ser aún más amplias, por ejemplo por la posibilidad de una planta productora de celulosa. 

La calidad de las tierras de Urabá permite proyectar toda una serie de agroindustrias, alrededor del banano, pero adicionalmente de cultivos tales como cacao, palma africana, frutalesetc. También cabe pensar en un frigorífico para exportación de carne en canal.


El desarrollo de la región debe complementarse con un desarrollo vial adecuado y en eso pesa mucho la comunicación con Medellín. La carretera al mar  necesita un impulso adicional, ya que el Gobierno le ha puesto más interés a carreteras turísticas en Cundinamarca que poco agregan a la economía general del País. Es muy importante la vía de  Turbo Cerromatosoy en general a la región ganadera y agrícola de Córdoba.


Un aspecto muy interesante es la proyección del desarrollo de Urabá en el Norte del Chocó, la exploración minera de la serranía del Darién y de la vertiente oriental de la cuenca del río Atrato es algo muy promisorio. Allí hay prospectos de oro, cobre, zinc y eventualmente platino, cuya vía de exportación lógicamente serían los puertos de Urabá. La navegación del río Atrato es un complemento muy importante de la actividad portuaria, esto puede tener proyecciones hasta en el desarrollo de la ciudad de Quibdó. 


Es tiempo que en Colombia se imponga el positivismo, la creatividad para salir de esa cloaca de intrigas, intereses mezquinos y corrupción. Países que tienen menos de cien años de existencia se están desarrollando aceleradamente mientras en esta país de códigos y marrullas políticas nos encontramos paralizados y a punto de caer en bancarrota. 


Jaime Galvis V.

Monday, December 04, 2017

Un remedio cultural

Por JAVIER  VEGA

Miembro  de  la  Academia  de  Ciencias  Políticas  de  Nueva  York

La existencia de buenas costumbres moviliza la gente hacia un comportamiento cívico, respetuoso de las reglas, un pacto social de convivencia. Este ́contrato ́ comporta una ética que es el prerrequisito de la libertad bien entendida, en tanto que define las reglas de como usarla virtuosamente. La base contractual, con sus normas y valores, proporciona al individuo la capacidad de canalizar su libertad de forma  apropiada.

El edificio de la democracia liberal se levantó en el s. XIX sobre la base de un ́contrato social ́ que aglutinaba a sus miembros alrededor de instituciones tradicionales como la familia, la comunidad, la cultura y la religión. Instituciones que precedían a la democracia y el capitalismo y que, como digo, hicieron posible su implantación.

Pero la democracia liberal sufrió en la segunda mitad del s. XX una severa desviación, denominada ̈neoliberalismo ̈, que llevó a descartar el contrato social. El neoliberalismo de derechas se centró en la libertad económica, el de izquierdas en las libertades civiles y el estilo de vida; ambos, desde un fundamentalismo que rechazaba  cualquier  intento  deregulación  que  refrenase  lo  que  nos  pedía  el  cuerpo.

El problema es que el debilitamiento de la familia, la fe y la comunidad lleva aparejado el debilitamiento de las obligaciones morales: preocuparte por el vecino, por la sociedad o por llegar a consensos civilizados. Y es que la libertad, en sí, no comporta exigencia alguna a este respecto. La libertad se mueve en un plano paralelo donde no se producen los estímulos sociales, emocionales y morales que son la base del humanismo. En el universo de la libertad florece el individuo (el yo) no  la  raíz  de  las  obligaciones  mutuas  (tú  y  yo).

Entre la élite dirigente, la libertad sin contrato social deviene esencialmente egoísta; en la zona baja de la sociedad, la libertad sin interrelación con el otro resulta en crispación social, descomposición de la familia y degradación de la persona. La libertad sin un contrato social, sin un proyecto de vida en común, fomenta la desconfianza, el sectarismo y la guerra de todos contra todos. Una regresión al estado de naturaleza que termina destruyendo la libertad y restaurando el autoritarismo.

En efecto, cuando la gente ve deshacerse los lazos del contrato social, se refugia en su identidad, retorna a la tribu de la que proviene: ̈sólo mi gente me entiende, sólo entiendo a mi gente ̈. La vida deviene una lucha continúa entre los míos y los otros, donde se niega a los otros el derecho a penetrar en ̈nuestro ̈ terreno. La política, a su vez, deviene una cuestión de amigos contra enemigos, una concepción que nos retrotrae al absolutismo anterior a la modernidad. Aún peor, como se pudo comprobar en el período de entreguerras (1918-1938): cuando el sistema democrático dejó de funcionar la gente prefirió el fascismo -nazi o comunista- al aislamiento  individualista;  prefirió  el  autoritarismo  a  la  anarquía  moral.

Ahora bien, lo mismo que podemos distinguir entre nacionalismo virtuoso y nacionalismo nefando deberíamos entretener la posibilidad de un movimiento social, de base cultural y por así decirlo pre-político (es decir, previo a la construcción política de la democracia liberal) que lejos de promover la guerra cultural busque llenar el vacío social y moral que se ha instalado en el corazón de nuestro sistema. Un  cambio  que  debe  producirse  a  nivel  comunal,  emocionaly  racional.

En el mejor de los casos, los gobiernos actuales funcionan como una bien engrasada maquinaria tecnocrática; pero la tecnocracia, como la libertad, opera en un universo paralelo que no puede dar cuenta de las demandas emocionales y morales. La frustración que esto produce hace que la gente utilice su cultura como un arma arrojadiza para desmantelar el sistema. Sin embargo, no siempre fue así. De nuevo debemos bucear en el s. XIX para encontrar ejemplos de naciones que fueron capaces de poner en marcha un nuevo proyecto de vida en común. O, más recientemente,  en  la  devastada  Alemania  de  la  posguerra.

En el caso de España que, como sabemos, llegó con 40 años de retraso al banquete democrático el asunto es aún más peliagudo. España abjuró del autoritarismo y adoptó la democracia, pero hemos echado en falta un lecho de costumbres cívicas como el existente en Inglaterra, Francia y Alemania o, al otro lado del Atlántico, en USA: la conocida fórmula de ̈ser cívico cuando nadie te ve ̈, por convicción, por estilo, por costumbre heredada; por otro nombre, cultura. Tras haber conquistado la libertad nos falta ese ideal cívico que incluso los citados modelos  parecen  estar  perdiendo. 

Sunday, November 26, 2017

LA DIVINA COMEDIA - Jaime Galvis V.

En Colombia, el teatro ha tenido poco desarrollo, a lo largo de la historia. Ha sido una actividadque nunca ha tenido relieve internacional. Sin embargo muchos de los sucesosimportantes del transcurrir nacional han presentado un inocultable carácter de comedia. ¡Peor aún de comedia bufa! 


Desde la Independencia se notó el histrionismo en la vida nacional. La guerra de independencia dirigida por militares venezolanos tuvo en Colombia episodios teatrales dignos de Molière. La aristocracia criolla recibió con homenajes y saraos por igual a Pablo Morillo o a Simón Bolívar, depende de cual llegara triunfante a Santafé de Bogotá. La galería de próceres granadinos presenta más oradores y políticos astutos que militares y estadistas. Por tanto pulularon las facciones y las intrigas desde el mismo albor de la Independencia


En la vida republicana del Siglo XIX en medio del marasmo y la somnolencia  se vio salpicada de episodios de una picaresca parroquial sin mayor trascendencia, hasta que se presentó la tragicomedia de Panamá la cual fue sintetizada con una frase digna de Aristófanes pronunciada por un Presidente literato “Porque se quejan, me entregaron un país y les devolví  dos”. Como se puede ver, todo se tomó como una comediaEl tradicional descuido de las regiones  periféricas  por parte del Gobierno de Colombia permitió la ocupación de un amplio territorio del Sur de Colombia por el Perú, este país ejerció allí soberanía por alrededor 30 años, hasta que el año 1932, a raíz de la ocupación de la población de la Población de Leticia, sobrevino la declaración de guerra, un sainete durante el cual un general de Colombia ordenó el bombardeo de la localidad de Tarapacá durante varios días sin enterarse que los peruanos habían salido de allí antes. 


Posteriormente se desarrolló una sangrienta violencia política, que culminó en un golpe de estado, luego,  al caer el régimen militar, los instigadores de la violencia  se idearon una mascarada denominada el “Frente Nacional” el cual estableció la alternancia de los dos grandes partidos en el poder y un descarado reparto de puestos y sinecuras que se conoció como la paridad. Esta comedia duró 16 años.


Ante el desprestigio y la impopularidad de la clase política, los sucesivos gobernantes se dedicaron a crear espectáculos teatrales. Al llegar a la Presidencia Belisario Betancur decidió iniciar procesos de paz con las guerrillas, en un proceso pésimamente concebido, las Farc  multiplicaron sus frentes y se infiltraron a la mayor parte del País, todo esto ante la mirada complaciente de las autoridades. Toda esta comedia disparatada culminó con la hecatombe del Palacio de Justicia. Cesar Gaviria en su período presidencial, se ideó un sainete diferente. Se inventó un clamor popular por una nueva constitución política,  naturalmente un clamor mediático, no popular. La elección de los constituyentes tuvo una votación muy baja, pero emprendieron ese proceso en medio de un desorden total y terminaron produciendo un mamotreto farragoso y casuístico que ha generado más problemas de los que presuntamente solucionó. Nunca se hizo el anunciado plebiscito para la aprobación popular del texto.


La siguiente comedia tuvo lugar en el gobierno de Andrés Pastrana, un nuevo proceso de paz con las Farc, con el despeje de una amplia zona del Sur del País. Este sainete empezó con un desaire al Presidente y continuó con una serie de desmanes de la guerrilla que dieron al traste con el proceso.   

En el actual gobierno se inició de nuevo el teatro, con conversaciones en La Habana, concesiones exageradas, premio Nobel de paz y de nuevo un fracaso que ya empieza a notarse. Esta tragicomedia está produciendo un caos institucional y una crisis económica de consecuencias impredecibles.

 

Sunday, November 05, 2017

SINDROME DEL FRACASO

La existencia de Colombia como País, parece estar signada por fracaso. Esto empezó a notarse desde la independencia. En esa época se presentó la oportunidad de ser el corazón de un País más grande que México, la Gran Colombia, pero eso falló, en gran parte por causa de una dirigencia local parroquial y mediocre. A lo largo del Siglo XIX el País se volvió más pueblerino, el contacto con el Mundo exterior era mínimo y el progreso material prácticamente nulo, el desarrollo de la Nación fue un fracaso continuado, hasta que vino un fracaso monumental, la construcción de Canal de Panamá, la cual se emprendió con un consorcio francés, el proyecto naufragó y las consecuencias de ese fracaso fueron la intervención de Norteamérica y la subsiguiente pérdida del territorio que se constituyó en un País aparte.

 

Más tarde cuando el Gobierno Norteamericano dio una indemnización por la pérdida de Panamá, con ese dinero se emprendió la construcción de ferrocarriles. Toda una serie de vías inconexas, mal planeadas, con diseños mezquinos. Algunas de estas líneas duraron más tiempo en construcción que en servicio. Por último se inició una línea troncal que podía servir de columna vertebral de esa red ferroviaria. El Ferrocarril del Atlántico, el cual junto con sus ramales terminó siendo abandonado, todo fue un fracaso mayúsculo.


Las carreteras son otro historial de frustraciones, más de cien años después de que llegara a Colombia el primer automotor, no hay vías  de acceso a tres de los cinco países limítrofes, la red de vías es en extremo vulnerable. Es tanto el desgreño que la carretera Pasto-Mocoa sigue  siendo la misma trocha espantosa que se abrió en 1932 en la Guerra con el Perú. 


En 1946 se creó la Flota Mercante Grancolombiana en compañía con Ecuador y Venezuela, posteriormente este último país se retiró y posteriormente la Flota se liquidó.


A mediados del Siglo XX, ante la absoluta  carencia de producción metalúrgica el Gobierno inició el proyecto siderúrgico de Paz de Río. Esta empresa nació con el Cristo de espaldas. Unos equipos con tecnologíatotalmente obsoleta, un mineral de hierro de bajo tenor y alto contenido en fósforo. Además una localización geográfica absurda, por lo cual no es factible la importación de mineral de calidad. Este enfermo grave ha subsistido, con una capacidad mermada llevando mineral desde un pequeño yacimiento situado a más de 400 kilómetros de la planta. Realmente es un enfermo en cuidados intensivos. Un fracaso más que implicó el estancamiento de la siderurgia en Colombia.


La industria pesada es un rosario de fracasos, tales como ColcarrilSocofam, Forjas de Colombia, Distral, Industrias Apolo, Furesa, etc.


Una industria textil que en otras épocas floreció, está en decadencia. El cultivo de algodón que tuvo cierto impulso en la década de los años sesenta casi desapareció. La cría y comercialización de langostino terminó en un fiasco.


La minería de oro que produjo riqueza en Antioquia en el Siglo XIX, terminó aniquilada por una tramitología absurda. ¡Ahora la volvieron delito!


El carbón no sirvió para crear industria carboquímica, los intentos de producir y exportar coque terminaron en cargamentos devueltos, rotundo fracaso. 


En la exploración petrolera, los altos círculos del Gobierno desconocieron la existencia de grandes depósitos de petróleo pesado en el País, por lo cual no se aprovechó la época de los altos precios del crudo. Actualmente la exploración petrolera languidece, en un ambiente donde abundan los anuncios pero no los hallazgos. 


La fiebre por el ambientalismo llevó a crear la reserva marina Sea Flower, la cual como bien mostrenco pasó a manos de Nicaragua, un fracaso diplomático memorable. 


Jaime Galvis Vergara

Friday, September 29, 2017

INFORMATICA

Por Jaime Galvis V

Hay una aceptación casi unánime de las ventajas de la informática. Sin embargo esto  tiene consecuencias no siempre favorables, los medios se están volviendo más importantes que los fines y esto no favorece el desarrollo mental humano. Cualquier bachiller sabe de memoria que es un pdf pero pocos saben que es el pH. Hasta el simple ejercicio de escribir se volvió todo un enredo de informática, una labor que solamente requirió una pluma, un lápiz o una máquina de escribir además de un ordenamiento cerebral, se complicó hasta el punto que cualquier persona de no domine las `técnicas siempre cambiantes del uso de computadores puede verse silenciado. No importa si hay ideas importantes el problema es como divulgarlas. El “programa “de computador se convirtió en una especie de duende que maneja las actividades humanas. Limagnaciòn, la curiosidad, el razonamiento, la fantasía son absolutamente innecesarios.  

La proliferación de información que presentan parece muy copiosa e interesante, pero si se examina detalladamente todo es una especie de Reader Digest a gran escala y en su mayor parte con un tratamiento superficial de los temas, a lo cual cabe agregar los numerosísimos videos de superchería, una verdadera  lluvia de tonterías acerca de extraterrestres, del próximo fin del Mundo, de los Illuminati, de profecías Mayas, etc  También de esa hipocondría ridícula que está viendo peligros y venenos por todas partes y de los efectos benéficos de multitud de plantas. Otro tema muy iterado es el catastrofismo ambientalista, con la ominosa reducción de la capa de ozono de la Tierra, el aumento del CO2, el calentamiento global, la biodiversidad y mil perogrulladas más. Entonces hay más información dedicada a influenciar que realmente a instruir. Todo esto ha producido una sociedad que pendiente de banalidades y pseudociencia, sin ahondar en el verdadero conocimiento. 

Todo lo anterior ha influido perjudicialmente en muchas ramas del verdadero saber. Ya están desapareciendo los tratados científicos y proliferan los artículos, frecuentemente superficiales, acerca de temas tales como física, química, biología, geología etc. Alguna vez visité la librería más grande de Nueva York, donde pude ver cantidades ingentes de libros acerca de superación personal, fisicoculturismo, deportes, ecologismo apocalíptico, alimentación balanceada, remedios y peligros de la salud, novelones de extraterrestres, novelas policíacas de poca calidad, cuidado de mascotas, consejos de jardinería etc. Pero al buscar las secciones de ciencias encontré pequeños anaqueles de química, física, biología, geología. Un surtido en extremo limitado.   

Muchas actividades se han visto invadidas por el uso de programas de computador, el diseño de un edificio, de un puente, procesos químicos, problemas agronómicos, estudios petroleros y mineros, etc., se ha llegado al colmo con los diagnósticos médicos, en los cuales alimentan un programa de con toda una serie de análisis (sangre, orina, radiografías  etc.) de lo cual sale un diagnóstico, frecuentemente disparatado. El antiguo diagnóstico clínico a base de sintomatología que  exigía un profundo conocimiento de anatomía y fisiología dejó de realizarse. Resolver un problema de física o matemáticas se tornó un ejercicio de rutinario de aplicar un programa. Con todo esto el ser humano está sacrificando el ejercicio de pensar. Esa gran calistenia mental que son las matemáticas está pasando al olvido, una ecuación diferencial sale resuelta de uncomputador.  

En todo esto cabe hacer la siguiente reflexión, si se inventa un instrumento para movilizarse sin caminar  ni subir escalones, terminan atrofiándose las piernas, cualquier función fisiológica que deje de ejercitarse termina en la atrofia del respectivo órgano. ¡La dependencia obsesiva de la cibernética puede llevar a la atrofia del órgano más importante del ser humano, el cerebro!

Thursday, August 17, 2017

"El mayor apremio colombiano es recuperar la fe perdida y la esperanza en el país."

Publicado en Periódico DEBATE por el Columnista Rafael Uribe Uribe


Por Luis Fernando Gutiérrez

“El mayor apremio colombiano es recuperar la fe perdida y la esperanza en el país. Hemos sido, somos, gentes buenas a quienes la mala política nos creó situaciones que han hecho enormes perjuicios. Observar atentamente lo que ocurre y reflexionar serenamente es indispensable para encontrar vías conducentes. A Colombia se la lesionó gravemente en aspectos que nos llevaron a desconfiar de la política y de la justicia y en el sector privado se creó incertidumbre que, como el miedo, paraliza. Un Gobierno con mínima aceptación y 13% para su equipo es como vivir en el limbo sin afecto y amor a la patria. Si hay algo claro es que, todo el país anhela paz verdadera ¿Qué nos llevó a la desconfianza nacional? ¿por qué perdimos la fe en Colombia? Sobran interpretaciones, cada cual tiene la suya, en cambio la agitación y la sospecha se incorporaron en la sociedad del estrato 1 al 6, nos convertimos en “muchedumbres de solitarios” que dudan hasta del viejo vecino de toda la vida, surgió́ la polarización entre el amigo de la paz y el “guerrerista”. ¿Cuando ocurrió́ semejante fenómeno? El dos de octubre de 2016, con el plebiscito, cuando la mayoría NO aprobó́ lo acordado en La Habana con las Farc. Quedó claro que no hubo acuerdo. A partir de ahí́ quedamos clasificados como Pacifistas del SÍ o Guerreristas del NO. Si lo anterior fuera poco, se evidenció, también la demoledora corrupción. ¿Causas? varias, la tolerancia oficial y una “justicia” encargada de acabar con la confianza nacional. A la sociedad, guerreristas y pacifistas, todos, nos duele ver hasta donde ha descendido la justicia y todos suspiramos por la verdadera Colombia progresista, entusiasta, justa para todos los colombianos. Debo expresarlo, otra característica del periodo que vivimos es la dependencia de Cuba, de cuya orientación ideológica los buenos ciudadanos pagan cárcel, los perversos a la “Calle de la Paz”. El país se resiente hondamente de ver asesinos desafiantes disfrutando libertad, esto es un reto irritante para la comunidad.

¿Qué hacemos para crear un paisaje despejado, que mejore nuestra forma de vida? ¿El Papa logrará transformar el ambiente y dejarnos una patria sosegada? La Iglesia hoy tiene papel excepcional: definir claramente la posición de los 48 millones de fieles, ¿debemos aprender a convivir con el marxismo de las Farc que dirigirán el nuevo país? ¿Alguien duda del ingreso del comunismo Siglo XXI?

Así́ las cosas, mirémonos en el espejo del socialismo chavista que gobernará a su manera, para eso están en el poder. Hay más para tener en cuenta, el sistema cubano-chavista causó el desastre venezolano, desventurado país sometido a cruel tiranía, hoy “amenazado por la sombra de guerra civil”, el Vaticano 7-8-17, vivo ejemplo para nosotros, torpes, ciegos, indolentes si no visualizamos el desastre del vecino y no ponemos las barbas en remojo ¿ignoramos culpablemente la crueldad con que proceden el “mejor amigo” y sus secuaces? Nos corresponde al menos afrontar la invasión de atormentadas familias buscando amparo y ojalá no nos cojan mano sobre mano y con la mente en blanco, hay que ayudar al vecino. Recordemos, Venezuela aun es garante de los habaneros acuerdos y miembro de comisión que aprobará todo cuanto se acuerde en le posconflicto, ¿La canciller sabe cual es su inexorable deber frente a tamaño conflicto? ¿Como piensa afrontar el inexorable éxodo?

Ahora bien, curioseando prensa, La Revista Semana, el No. 1839 dio a conocer, un hecho que asombra, Odebrecht tiene ya en la cárcel tres presidentes americanos, Ricardo Martinelli de Panamá, Ollanta Humala y Sra. de Perú y al expresidente Alejandro Toledo de Perú, Lula da Silva de Brasil está por caer. Además, observé admirado, como un sujeto como el senador Bernardo Miguel Elías “Ñoño” a base de picardía llega casi a imponer presidente aportando 140.143 votos, suma máxima de un solo senador. Su logia aportó más 411.000 votos a la reelección anterior y hoy estos actores están implicados de cuerpo entero en el terremoto Odebrecht. Actuaciones así́ arrasan la confianza nacional. La atrocidad de estos delincuentes atropella funcionarios honestos como Luis Fernando Andrade Moreno director de la ANI reconocido por no recibir de nadie un contaminado peso y quien de buena fe ha defendido seriamente los intereses colombianos, notables instituciones han defendido su pulcritud. ¿Como debe reaccionar una sociedad intimidada ante hechos así́ protagonizados por semejantes magos de las urnas?

Viendo lo que ocurre me pregunto, ¿es pesimismo comentar la carga emocional del ambiente político que nos rodea? Noto diariamente más enredado y confuso al abnegado presidente Santos Calderón. Su clientela lo abandonó, los partidos amigos hacen agua por popa y proa, jamás previó una posguerra a tal extremo complicada, su parlamento vacila, su mejor amigo Maduro incendiando a Venezuela, Estados Unidos ya declaró su inconformidad con el manejo a la coca, refiriéndose al a la extinción dijeron regañonamente, “si no la hacen Ustedes lo hacemos nosotros” y expusieron su inquietud por la extradición y la impunidad, amenazaron con dificultades binacionales, nuestro presidente sin equipo eficaz, supongo a Dona Tutina su esposa padeciendo parejo con el el postparto guerrillero, el elegido con diez millones de votos ingeniando como explicar después de ocho anos de gestión su deplorable desplome y no dejar la sensación de un país exhausto. A veces pienso que el doctor Santos silenció los fusiles, pero perdió́ el plebiscito y el postconflicto y no sabe como salir del lio.

Tremendo como ninguno este aterrador panorama para el gobernante, con el sol a la espalda que proyecta sombras negras “que crecen cuando el sol declina,” tremendo para un Premio Nobel semejante atolladero jugándose su futuro lugar en la historia. Santos no disfrutó su paz, está padeciéndola, el país no lo ha apoyado, solo un 21 por ciento apenas lo sigue, en cambio creó una imagen de dadivosa amistad con las Farc que simula entrega al comunismo, el efecto Farc puede angustiarlo de por vida, su posición en la historia está asaz cuestionada, máximo que se echó al hombro a las Farc que aún le exigen privilegios extremos, eran más manejables en el monte que en el capitolio, el no previó este fenómeno. Es mucho lo que tiene que reconstruir en el poco tiempo que le resta, el más que nadie capta su precaria posición, sabe que la historia no perdona ni a los Premios Nobel, Santos tiene que evitar que, como a Ernesto Samper -del proceso 8.000-, le caiga encima otro elefante con olor a cocaína, prudencia y pulso de cirujano de retinas le exige este final de mando a Santos, para que nunca vaya a ser llamado el presidente de la paz Odebrecht.

A nosotros colombianos nos corresponde actuar en conciencia frente a cuanto está sucediendo para que jamás nos vaya a ocurrir, por polarizados o indolentes, lo que expresa la tremenda frase del cementerio de Madrid “Aquí́ yace media España por culpa de la otra media”.”