Saturday, July 23, 2016

NEGLIGENCIA

Jaime Galvis V 


Esta anti-virtud es muy dañina, es el descuido aliado con la pereza y la incompetencia. En este momento es lo que caracteriza la administración del País. ¿Pintoresca celebración del 20 de Julio para festejar qué? La situación económica se está deteriorando peligrosamente. Un paro de transporte que lleva más de un mes y curiosamente en esto no interviene el Ministerio del Trabajo, son otros los funcionarios que enfrentan esta situación, tales como el Ministro del Transporte, quien debía estar atendiendo los numerosos contratos de construcción de obras públicas que se firmaron sin haber dinero con que realizarlas. Mencionan treinta proyectos de los cuales solamente hay cierre financiero para 4! Sin embargo van a salir más licitaciones. Esto en lo referente a las flamantes autopistas anunciadas, porque en aspectos menores la situación es muy triste. La carretera Medellín-Quibdó esta interrumpida por un derrumbe hace más de un mes y no se ha hecho nada. Cabe anotar que esa variante tiene una longitud de 46 kilómetros. La carretera Animas-Nuquí fue suspendida (La carretera al Pacífico en el Chocó fue promesa presidencial en la década de los años 40). No es de extrañar que la celebración del 20 de Julio en Quibdó consistiera en una multitudinaria manifestación de protesta en la que no se enarboló el pabellón nacional sino la bandera del Chocó. En la vía Pasto-Mocoa, la variante del río Mocoa está en construcción hace alrededor de 8 años y nada. Cabe anotar que son solamente 46 kilómetros. El túnel de La Línea es cuento de nunca acabar.


En temas fundamentales como el petróleo la desidia oficial es patética, recientemente el Ministerio de minas y Energía permaneció sin titular casi dos meses. La agencia nacional de Hidrocarburos carece de director titular hace varios meses. Una orden presidencial canceló el más importante proyecto de exploración petrolera en proceso, basado en el amarillismo ambiental que domina los medios. El campo de gas de Gibraltar, el cual surte a los Santanderes lleva mes y medio paralizado por una toma indígena. El gobierno no se manifiesta. El mayor ideólogo del Régimen maneja a Ecopetrol más por instinto que por conocimiento.


En aspectos tales como la Salud, la situación no puede ser más triste, las mayores operadoras quebradas o en franco declive. Muchos hospitales en bancarrota, entre ellos el de Quibdó, el principal del departamento del Chocó. Miles de tutelas reclamando por los pésimos servicios médicos, mientras el titular de dicha Cartera Ministerial se dedica a dar declaraciones idiotas, tales como “El glifosato produce cáncer” o “la minería ilegal es causa de la malaria”. ¡Profundos conocimientos de medicina! 

El manejo de las relaciones internacionales no puede ser más torpe. Todos los conflictos Colombia los está perdiendo hasta el pleito que se presentó entre Colombia y Panamá ante la Organización Mundial de Comercio, el cual ganó este último país. La torpeza de la Cancillería ha colocado a Colombia en el triste papel de ser un satélite del régimen de Maduro en Venezuela.


El poder judicial está completamente desbordado, estableciendo unas persecuciones a la oposición dignas del Estalinismo. Aquí encarcelan y después investigan. Los órganos judiciales están al servicio de mezquinas venganzas presidenciales. Una verdadera organización de falsos testigos permite mantener encerrados a los opositores del Régimen.       


Mientras todo esto ocurre, la Prensa establece una cortina de humo deformando las noticias, creando méritos falsos, ocultando encuestas y estadísticas para endulzar la imagen de un gobierno que la ciudadanía detesta. El desgreño administrativo está carcomiendo a Colombia. 


Sunday, July 10, 2016

IMAGEN

Jaime Galvis Vergara


La democracia en el Mundo está viéndose afectada por una seria deformación, la obsesión por la imagen del mandatario. La popularidad se está volviendo el fin supremo en muchos estados. Loa presidentes y primeros ministros tienden a obsesionarse por su aceptación en el público lo que los convierte en verdaderas vedettes en plan de espectáculo. Esto provoca una verdadera distorsión en el manejo de la economía y en todos los resortes de la maquinaria gubernamental. Se desarrollan proyectos populistas los cuales en muchos casos perjudican el manejo económico. Regalos de vivienda, repartos de tierras sin un propósito claro, subsidios de toda la clase y una cantidad de prebendas enfocadas solamente a lograr popularidad y votos. Esa fue la trampa en que cayó el Gobierno de Brasil, demasiado énfasis en el maquillaje populista y nada de fondo. No solamente son los enormes gastos de toda clase de subsidios y limosnas, también es el oneroso gasto en publicidad, esa funesta práctica de los medio de comunicación se ha tornado en plaga. Es una verdadera compra de aplausos, esto sí que se ha visto en Colombia, donde el principal motor publicitario en toda clase de medios de comunicación es el Gobierno. Se crean méritos inexistentes, se magnifican obras de muy poca significación y se sataniza a la oposición, todo con dineros del presupuesto

La obsesión por la popularidad se ha presentado hasta en líderes religiosos que multiplican las apariciones en público y extensos viajes cuyo último fin no es mantener la fe, es conservar la imagen. Naturalmente en todo esto opera la enorme caja de resonancia de los medios de comunicacion

  

Curiosamente el impacto de la imagen, generalmente ha sido inversamente proporcional al desarrollo y bienestar de los países. Naciones arruinadas por la segunda guerra mundial, progresaron increíblemente de la mano de mandatarios discretos que no se dedicaron a ser personajes espectáculo. Los primeros ministros de la Alemania de postguerra fueron funcionarios eficaces y sensatos, poco se preocuparon por los titulares de prensa, otro tanto puede afirmarse de los mandatarios del Japón de postguerra. Los países que han logrado un acelerado desarrollo económico en los últimos años tales como Surcorea, Singapur, Malasia, Taiwan y últimamente la China, han tenido unos regímenes de bajo perfil, sin líderes mesiánicos. Este mismo camino ha tomado últimamente la India.


Aquellos líderes ruidosos y amigos del despliegue publicitario que pulularon en las décadas de los años cincuenta y sesenta, tales como Tito, Sukarno, NehruBoumedienneNasseretc, dejaron unas economías tambaleantes y un recuerdo de su carisma pero no de su desempeño.


Pero el caso cumbre del despliegue publicitario y del cultivo de la imagen, se presentó en Latinoamérica. Quizá el mandatario más conocido en el Mundo durante la segunda mitad del Siglo XX fue Fidel Castro, seguido del Che Guevara. Estos íconos de la Revolución Cubana, casi llegan al Santoral. Lo triste es contemplar que quedó de la obras de gobierno de esos taumaturgos. Un pequeño País totalmente arruinado, no solamente en su economía, sino en su mentalidad.

 

Un proceso similar se inició en Venezuela en las postrimerías del Siglo XXpor la vía electoral, llegó al poder un histrión poco ilustrado pero con una oratoria efectista que hipnotizó al País. Cometió todos errores imaginables con el beneplácito de unas masas literalmente embobadas, expulso empresas, cerró establecimientos fabriles repartió viviendas y subsidios a rodo. Además inauguró el populismo internacional, dando regalos a pequeños países satélites. Todo esto hasta el momento en que se desfondó el canasto. En ese tiempo murió dejando al País en la miseria.


En Colombia ha tenido lugar un proceso lastimoso, un mandatario gris e impopular dedicado a buscar aceptación comprando aplausos con los dineros públicos. Ningún gesto populista le ha servido para mejorar su imagen, pero está llevando la economía al despeñadero.


Tuesday, July 05, 2016

TECNOLOGÍA Y DESARROLLO

por Jaime Galvis V


Este es un tema al cual recurren frecuentemente varios comentaristas de la actualidad nacional. La tecnología ha sido un tema muy ajeno a la realidad de Colombia, se exageran las realizaciones de unos cuantos investigadores cuyas realizaciones han sido minúsculas en el ámbito internacional. Tal vez el único trabajo sistemático realizado en el territorio de lo que hoy es Colombia fue la Expedición Botánica. Esto  en la época colonial y no tuvo continuidad después de la independencia.


La revolución industrial no tuvo influencia alguna en las actividades económicas de Colombia. No solamente en el aspecto manufacturero, casi inexistente en nuestro medio, sino en las materias primas de exportación.Durante décadas el Perú exportó caucho explotado en  territorio colombiano, aproximadamente una décima parte de nuestro territorio estuvo en manos de empresas caucheras peruanas, las cuales rendían cuentas a Lima. 


El carbón motor de la revolución industrial, fue casi totalmente ignorado durante el Siglo XIX y gran parte del Siglo XX, aunque se conocía su existencia en nuestro subsuelo. Cuando se inició su explotación (bien rudimentaria por cierto) no se proyectaron montajes de industrias carboquímicas. La investigación en este tema ha sido casi nula. Cuando se emprendieron proyectos de coquización en, su mayor parte fueron actividades empíricas de capacidad muy limitada.


La metalurgia en Colombia es una industria de un desarrollo muy pobre, en la época colonial no existió, en las postrimerías del Siglo XIX se instalaron unas ferrerías minúsculas, para un consumo casi parroquial.  Cuando el Gobierno nacional decidió emprender un proyecto siderúrgico de mayores dimensiones lo hizo fundando una empresa que tuvo y tiene casi todos los defectos posibles. Mineral muy pobre, explotación costosa, maquinaria completamente desueta y una localización geográfica absurda, por lo cual dicha empresa ha sido un permanente enfermo terminal. Por tanto el país se abastece en su mayor parte de hierro y acero importados y de algunas fundiciones de chatarra. La metalurgia de metales no ferrosos está en cero, no se producen cobre, zinc, plomo, antimonio. La metalurgia del aluminio no ha nacido. 


En aspectos tales como la electrónica el avance es casi nulo, algunas empresas de ensamblaje tales como General Electric se retiraron y a pesar del entusiasmo por el uso de teléfonos celulares y computadores no hay planes al respecto. No se produce un simple transmisor de radio. 


El desarrollo en la producción de fertilizantes es precario, principalmente es una industria de mezclas cuyos componentes primarios tales como la úrea se importan. No hay producción de potasio, elemento que pudiera obtenerse de las salmueras residuales de Manaure y  además buscar otras fuentes. La producción de fosfatos es insuficiente.


Se hace mucho ruido respecto a “desarrollo sostenible”, pero no hay iniciativas, por tanto hay múltiples derivados de origen vegetal y animal que no se producen, tales como el guaraná, los derivados del árbol de sarrapia, el camucamu, la vainilla, la cochinilla, el seje muchas especies más. Aquí la “biodiversidad” solamente sirve para oratoria hueca y periodismo amarillo. Todos los estudios del Convenio Andrés Bello permanecen en los anaqueles.


La industria textil que antaño tuvo un notable desarrollo ha venido en retroceso, desaparecieron muchas empresas, en parte debido a cierta “apertura” disparatada y la situación de las restantes es frágil, ante el auge del contrabando atizado por el lavado de dinero. La producción de ciertas fibras sintéticas como el nylon ha tenido serios tropiezos, por problemas en la Empresa Monómeros Colombo-Venezolanos. El cultivo de algodón casi se extinguió y la producción de lana no ha nacido.

Tristemente este es un País dedicado a la politiquería barata y a la paz, pero el positivismo está en ceros.

 

Sunday, July 03, 2016

GOBIERNO E INCOMPETENCIA

Jaime Galvis

En Gran Bretaña se ha presentado una grave crisis debido a la incompetencia de un mandatario sin carisma que creyó lograr popularidad a base de crear situaciones absurdas, primero fue un plebiscito acerca de la continuidad de Escocia dentro del Reino Unido. La votación confirmó la voluntad de seguir siendo parte de Gran Bretaña. Pero como un imbécil difícilmente se recupera de un  éxito, el Primer Ministro decidió convocar otro plebiscito sobre la continuidad de Gran Bretaña dentro del Mercado Común Europeo y ahí si se desplomó el tablado. Por una pequeña minoría aprobaron la separación, ante lo cual el primer Ministro renunció. Por tratar de solucionar enredos políticos dentro de su partido, sometió al País a un riesgo económico y social de grandes dimensiones que puede llevar a la separación de Escocia e Irlanda del Norte.


Esta clase de situaciones en las cuales un gobernante sin un claro programa de gobierno y carente de ideas, lleva a un País a disparates mayúsculos ha sido relativamente  frecuente, algunos gobiernos franceses han tomado medidas populistas ruinosas para tratar de ganar popularidad

La invasión de Irak por parte de los Estados Unidos, fue un error craso,cometido por un Presidente sin popularidad ni ideas. Esto puso por el suelo el prestigio de Norteamérica ya que fue una agresión basada en mentiras.


Esta clase de episodios han sido frecuentes en Latinoamérica; en Brasil hubo un Vicepresidente que llegó al poder por renuncia del presidente electo. Al notar su incapacidad administrativa se dedicó a piruetas tales como hacerle la oposición a su propio gobierno. Encabezó manifestaciones públicas contra el “establecimiento” lo cual trajo como consecuencia un golpe militar.


En Venezuela un marasmo político condujo a unas elecciones en las cuales fue electo un militar de poca formación académica, pero un demagogo desbordado y bullicioso que llevó a su país a desafiar el “imperialismo” y a despilfarrar un enorme ingreso petrolero en populismo y en la creación de una imagen internacional de sí mismo a base de regalar la riqueza del País a toda una serie de naciones. Todo esto llevó a Venezuela a la bancarrota, pero el autor del estropicio murió sin conocer los efectos de su insania. 


En Colombia también se presentan episodios dañinos por culpa de la incapacidad y la vanidad de sus mandatarios. Hubo un Presidente que llegó al poder por un azar infortunado, al ser asesinado un candidato que casi tenía asegurada su elección. Al carecer de un programa de gobierno e ideas, decidió gobernar a base de “happenings”, impuso una apertura económica total e indiscriminada que casi acaba con la industria nacional.  Se le ocurrió hacer un “revolcón” institucional y  planteó una reforma constitucional, que terminó en una nueva constitución farragosa y absurda, la cual creó más problemas que soluciones. Todo esto con una serie de engaños y torpezas, tales como el clamor de la séptima papeleta o la refrendación popular del mamotreto. 


Más recientemente, un candidato sin votos ni convicciones llegó al poder a base de engaños y traiciones. Su gobierno empezó sin un Norte definido,  Ante su absoluta falta de popularidad, decidió iniciar un proceso de paz con una guerrilla de la cual previamente  había ordenado liquidar sus dos más prominentes jefes. Un problema que tenía más aspecto delincuencial, decidió transformarlo en “una guerra” y magnificarlo a base de propaganda para satisfacer su vanidad personal. Empezó unas interminables “conversaciones”, las cuales la guerrilla las dilata a su antojo, ante la prisa que tiene el mandatario de firmar antes de terminar su período presidencial.  Todo este proceso salpicado de mentiras y torpezas ha llevado al País a una crispación tal, que el principal deseo de todas las partes es salir del PresidenteSu incoherencia se asemeja a la de un Monarca de España conocido como El Hechizado

Wednesday, June 08, 2016

DEMOCRACIA

Esta palabra ha sido zarandeada a lo largo de la historia y prácticamente viene a representar todo un complejo ceremonial, en medio del cual la voluntad popular es burlada con demasiada frecuencia. Se considera que la democracia como sistema de gobierno se originó en la antigua Grecia. En un medio en el cual las “ciudades” eran poco más que aldeas, podía ser fácil la consulta popular, sin embargo en las ciudades griegas quienes podían opinar o “votar” eran una minoría, en la cual no estaban representadas las mujeres, los esclavos, los libertos ni los metecos.


La democracia tal cual se considera actualmente surgió con la Independencia Norteamericana y con la Revolución Francesa. En realidad,  donde se inició un proceso electoral fue en Norteamérica, con notables limitaciones, una de las cuales fue la elección indirecta, el votante primario elegía unos delegados o compromisarios quienes en realidad elegían al Presidente. Debido a esto en los Estados Unidos se eligieron presidentes que no tenían una votación  popular mayoritaria, esto ocurrió en varias ocasiones y este tipo de elección indirecta subsiste.Esta clase de régimen presidencial con notables variantes se estableció en Latinoamérica.


En Francia el ejercicio de la democracia tomó mucho más tiempo, realmente se estableció luego de Guerra Franco-Prusiana. No fue un régimen presidencial como en estados Unidos, fue un sistema parlamentario bicameral en el cual existió un Presidente como figura simbólica  sin poderes reales y un Jefe de Gabinete o Primer Ministro, quien ejercía efectivamente el poder ejecutivo, su nombramiento lo hacía la Cámara de Diputados y por mociones de censura podía ser removido del cargo. En varios países de Europa se establecieron regímenes similares pero en los cuales el papel ceremonial lo ejercía un Monarca y el poder ejecutivo real se encontraba en cabeza de un Primer Ministro elegido por el parlamento. Estas son las monarquías constitucionales que actualmente subsisten. En varios países europeos hay regímenes parlamentarios, no monárquicos al estilo del que originalmente imperó en Francia.  


Este cuadro teórico ideal que empezó a dibujar el conde de Montesquieu, con la división de poderes para garantizar los derechos del pueblo, paulatinamente se ha degradado. En los regímenes presidenciales han aparecido una serie de leyes que permiten al presidente tornarse en un monarca sin corona o en un vulgar dictador, la voluntad popular poco significa, el presidente se hace elegir con un programa de gobierno, pero luego gobierna con otro, generalmente contrario.  Los abusos del ejecutivo no tienen sanción, tampoco sus errores y frecuentemente termina eternizándose en el poder directamente o por medio de testaferros. El nepotismo se volvió una tradición en países tales como Perú, Chile, Colombia y empieza a entronizarse en los Estados Unidos.  


Los parlamentos tomaron el puesto de los señores feudales y boyardos. Los congresistas se pueden reelegir indefinidamente, por lo cual, su principal actividad es asegurar económicamente su reelección y asegurar el porvenir económico y político de sus familias. Por tanto el contacto con los electores se pierde casi completamente, solamente en ese evento ferial en que se convirtieron las elecciones los parlamentarios se comunican con el electorado. Para asegurar fondos del Estado los parlamentarios se convierten en cómplices de los proyectos del ejecutivo no importa su conveniencia o su legalidad.


En los regímenes parlamentarios los abusos del ejecutivo son menores por la posibilidad de la revocatoria, sin embargo donde el Primer Ministro logra formar un buen grupo de congresistas cómplices, puede abusar y perdurar. Berlusconi lo demostró en Italia. Escasos países pueden considerarse verdaderas democracias. Tal vez la mejor solución sería elegir triunviratos, para evitar que un idiota pueda hundir una nación. 


Jaime Galvis V.

Sunday, May 22, 2016

Matrimonio Morganatico

Así se denominan las uniones conyugales entre personajes de una extracción social muy diferente algo frecuente en ciertos cuentos infantiles “El príncipe y la cenicienta” y otros por el estilo. La vida colombiana se ha caracterizado por la existencia de una aristocracia criolla, un poco rústica, pero vanidosa y excluyente como pocas. No ha sido un grupo emprendedor ni ha tenido un espíritu empresarial. En cambio son demasiado proclives a disfrutar de los altos cargos y sinecuras del Estado. En ellos hay una marcada obsesión por los cargos diplomáticos. La aristocracia criolla siempre ha despreciado a la base campesina del País esto se refleja en términos despectivos tales como “patirrajados”, “ruanetas” “calentanos”. Siempre ese campesinado fue la carne de cañón para las guerras civiles, especialmente cuando no había un ejército regular y los aristócratas eran los terratenientes.


Con el tiempo la “gente bien” perdió el control de las tierras, la aristocracia centro su poder en los cargos de Gobierno y en los medios de comunicación. Mientras tanto las guerrillas que crearon y manejaron, fueron reemplazadas por guerrillas izquierdistas con respaldo extranjero. Esto cambió el panorama. Ante la nueva situación connotados miembros de la High Life comenzaron coqueteos con el Marxismo (¿O el oportunismo?). En estos ajetreos se presentó el primer matrimonio morganático. Una sobrina de un expresidente, de la crema de la sociedad bogotana inauguró un romance con un aguerrido activista de ideología comunista y concejal de Bogotá. Un drama que parece extraído del Imperio Austro-Húngaro, aunque aquí no hubo suicidio. Con el tiempo el prestigio político del líder izquierdista se marchitó, en cambio la ilustre dama tomo vuelo e invocando a Lenin llegó a ser alcadesa de Bogotá, candidata presidencial y ministra. A la inversa de lo que pudiera creerse, el fogoso líder de origen humilde, solamente sirvió de ascensor. La dama aristocrática, educada en Harvard terminó siendo una especie de AlexandraKollontai criolla.


Empezaron a aparecer los revolucionarios de club social, guerrilleros de “buena familia”. Menudearon apellidos tales como Samper, Santos, Leyva, López, Holguín, Caballero, Torres Restrepo, etc. 


La guerrilla izquierdista tuvo algunos cambios, al perder el apoyo económico extranjero, se dedicó a explotar al campesinado en una forma inicua. Superaron ampliamente a los antiguos terratenientes. Las gentes del campo y pequeñas poblaciones se vieron sometidas a una implacable extorsión, a secuestros, al reclutamiento de sus hijos y a la obligación de sembrar cultivos ilícitos para las guerrillas “marxistas”. Menudearon las ejecuciones sumarias. Estos bandidos más afines a Pol Pot que a Robin Hood, se ganaron el odio de la población campesina como se evidencia en poblaciones tales como SaravenaSan Vicente del Caguan o el Carmen de Chucurí.  


Ahora viene la parte más triste y absurda de la historia. El matrimonio morganático de la aristocracia decrépita con los rufianes stalinistas de las Farcy posiblemente del ELN. Una tétrica alianza entre la Gauche Caviar y la  Gauche Tamal. Naturalmente esto a espaldas del 80 % de la ciudadanía. Mientras la economía del país se desploma, a puerta cerrada están decidiendo el futuro del País dos grupúsculos que a nadie representan. Naturalmente todo esto es un juego de fulleros en el cual menudean las trampas y las zancadillas. La apuesta final es si la aristocracia en decadencia se revitaliza con este matrimonio, naturalmente para luego traicionar a la contraparte o las bandas marxistas toman el poder, juzgan y fusilan a los miembros de los clubes sociales.


Mientras tanto el Pueblo Colombiano es un invitado de piedra.


Jaime Galvis V.

Monday, May 09, 2016

SUPERFICIALIDAD Y ESNOBISMO

Por Jaime Galvis V


La sociedad colombiana padece gravemente de esas dos enfermedades. La superficialidad llega a extremos tales, que muchas resoluciones del alto Gobierno se basan en titulares de prensa amarilla o en las consejas de cualquier locutor sin cerebro. En muchos casos los más altos heliotropos del Gobierno Nacional hacen gala de una pobre cultura de revista. En medio de una crisis económica muy grave, los altos estamentos del Estado están dedicados a resolver problemas tan inmediatos, tales como el matrimonio de personas de un mismo sexo, la dosis personal de droga, diversos aspectos del aborto, la adopción de niños por matrimonios gay, el uso de la marihuana para usos medicinales, el aumento de impuesto a las gaseosas para combatir la obesidad (esto en un país donde gran parte de población es famélica), si se deben censurar la redes sociales, el cambio climático, la contaminación ambiental, mil aspectos del “proceso de paz” el cual no parece un proceso de pacificación sino un pretexto para espectáculos y ceremonias, a los cuales son muy adictos los altos estamentos del Régimen.

El autismo llega hasta aspectos francamente banales, tales como promulgar una ley para obligar a todo colombiano a sembrar un árbol, esto en un País donde según los datos oficiales el 53 % del territorio está cubierto de selvas. Podrían más bien crear una ley obligando a todo colombiano a leer un libro o a aprender un oficio remunerativo. Crearon por medio de otro adefesio legislativo la “cátedra de la paz” por cual pretenden que una ciudadanía inerme, cuya inmensa mayoría nunca ha empuñado un arma ni ha agredido a nadie, se dedique a entonar salmodias de paz ante unos facinerosos dedicados a propalar amenazas e improperios  o a disparar.  

El esnobismo alcanza niveles tragicómicos, en medio de un endeudamiento externo cuantioso, una decadencia de la industria, un desbalance comercial catastrófico, una crisis total en el manejo de la salud, una agricultura arruinada y unas condiciones de seguridad cada día más precarias, el Alto Gobierno esta preocupadísimo por la contaminación ambiental, las emisiones de CO2 de la industria (¿Cuál industria?) son un problema de primer orden.  

Esto ha llevado a situaciones pintorescas, por ejemplo la implantación del diasin carro para evitar el smog, en El Socorro, Santander (población: 30.000 habitantes).

Las actividades industriales tienen una cantidad de reglamentaciones y normas tal, que una simple talabartería o una fábrica de tamales tienen que poner letreros que dicen “puerta” donde hay una puerta o “escalera” donde hay una escalera o “salida” donde queda la salida o a veces la entrada. Pero investigaciones tecnológicas serias brillan por su ausencia todo son las apariencias. Colombia se distingue por ser uno de los países que producen menos patentes per cápita en el Mundo.

Las regulaciones burocráticas para actividades tales como la exploración de hidrocarburos o la minería pueden llenar tomos, pero ciencia nada. Hace pocos días hubo una exposición por más de una hora de un miembro de una pequeña cooperativa minera aurífera, leyendo toda la reglamentación de la cooperativa, pero aspectos tales como tipo de depósito, tenor o  cálculo de reservas, brillaron por su ausencia. Esto es muy común en un País donde existen diez mil trámites y requisitos para la minería, pero no hay un estudiometalogénico del territorio.

En Petróleos la situación es muy similar, hay una copiosísima reglamentación acerca de defensa del medio ambiente, de las comunidades, de la prospección sísmica y de regalías de mil cosas más pero no existen estudios de modelación de las cuecas petroleras ni hay estudios de geología regional creíbles.  En Colombia todo se reduce a crear reglamentos pero las ideas brillan por su ausencia.  

Sunday, April 03, 2016

CAOS Y DESMORONAMIENTO DE UN PAÍS

El caos, ese desorden total es una de las situaciones más peligrosas que pueda afrontar un ser humano. El caos de un fenómeno natural como un terremoto, una nube ardiente de un volcán o una inundación son circunstancias caóticas pavorosas. Pero hay otras circunstancias caóticas igualmente peligrosas causadas por los seres humanos.  El desgobierno, cuando el aparato estatal de un país se va debilitando, por incapacidad de sus gobernantes empiezan los indicios de disolución, esto generalmente se presenta en países en decadencia, fue el caso de aquella poderosa Polonia medioeval en la cual el debilitamiento debido a parlamentos corruptos y gobernantes débiles condujo a su disolución.

En Colombia se están presentando síntomas de ello, sin haber sido una potencia económica ni militar, el aparato estatal se tiende a desmoronar. El Establecimiento Colombiano ha venido dando muestras de incapacidad, el poder se les sale de las manos sin que medie en esto una derrota militar ni una bancarrota total, solo ineptitud. Una actividad ilegal, el narcotráfico se ha tornado en el principal soporte económico del País. La autoridad se ha ido desvaneciendo, los gobiernos en lugar de controlar y castigar se han dedicado a negociar y con esto han perdido el respeto de la ciudadanía. Las sucesivas negociaciones con grupos delincuenciales ha provocado la multiplicación de estos, lo que ha generado un debilitamiento del poder estatal. Por otra parte, para satisfacer exigencias de los delincuentes  se debilitado el aparato armado del Gobierno, lo cual equivale a un suicido paulatino. Menos policía, menos ejército y un control territorial precario están favoreciendo el caos,además el país carece de una servicio de inteligencia digno de ese nombre, se acabó el DAS y las redes de informantes que demostraron ser muy eficaces hace unos años prácticamente están disueltas. En ciertas zonas del País la presencia estatal es casi nula, se  parece a la situación de Somalia, país que carece de gobierno.

Por otra parte hay un Poder Judicial hipertrofiado y corrupto, en el cual menudean los atropellos e injusticias, tornándose en un cómplice del desbarajuste e ineptitud del Poder Ejecutivo. La ciudadanía desconfía y teme a esos esbirros disfrazados de magistrados. Por algo se han vuelto tan frecuentes los linchamientos y toda clase de motines en que las gentes hacen justicia por su propia mano. El Poder Judicial se atribuye funciones legislativas y ejecutivas, por lo cual puede atravesarse a toda clase de empresas e iniciativas, en una forma absolutamente irresponsable y caótica, este es uno delos aspectos que más ha influido para ahuyentar la inversión en Colombia.    

Otro de las actividades que ha acelerado el dominio del caos es la mitomanía, una propensión a mentir en el alto Gobierno y en los medios de comunicación ha creado una desconfianza generalizada. La prensa hablada y escrita que ha servido como un denunciante de corruptelas y desafueros en países tales como Argentina, Brasil y aún a costo de grandes sacrificios en Venezuela, en Colombia se distingue por una obsecuencia vergonzosa, el manejo constante del incensario ha contribuido a la desorientación y el caos. 

Así como el Estado y toda su burocracia carecen de un Norte, la economía privada se halla al garete, las mayores empresas nacionales tienden invertir en el exterior previendo un colapso, las sucursales de grandes empresas extranjeras se están retirando paulatinamente del País y los pequeños empresarios criollos se hallan indefensos ante el avance de la extorsión, delito que se ha multiplicado ante la ausencia de un verdadero servicio secreto. La extorsión es una actividad casi incontrolable sin una organización de inteligencia.

Jaime Galvis V.

Saturday, March 19, 2016

ABANDONO Y SOBERANIA

En estos días apareció en El tiempo la noticia acerca del proyecto del Gobierno de hacer otro aeropuerto internacional en la Sabana de Bogotá; El nuevo aeropuerto de Eldorado es uno de los más grandes y costosos en Suramérica, pretender construir otro a pocos kilómetros de distancia, no solamente es un derroche injustificado, es una humillación para el resto del País que presenta una deplorable carencia de vías de comunicación. Las fronteras están desamparadas, de cinco países vecinos de Colombia, solamente hay carreteras a dos de ellos. Las carreteras de zonas limítrofes con Venezuela, tales como la “Carretera de la Soberanía” son verdaderas trochas. La Vertiente Pacífica en la mayor parte es territorio de nadie, el abandono es absolutoes posible que sea la región más pobre de todo el Cinturón Circumpacífico, aldeas perdidas en una selva de una pluviosidad altísima Para el Estado Colombiano esa región no existe. Proyectos tales como la carretera a Nuquí y el puerto de Tribugá ni se mencionan La única preocupación de las altas esferas oficiales es defender el medio ambiente y para ello lo mejor es no levantar obras de progreso. La zona fronteriza con Panamá es un refugio para la delincuencia, sembrado de minas quiebra-patas y trampas caza-humanos, pero vías, nada. 

La extensión exagerada de parques nacionales y reservas de carácter racial tales como resguardos indígenas y de negritudes ha tenido efectos negativos. Por una parte los parques nacionales se volvieron tierra de nadie, donde florece la delincuencia y están fuera de cualquier control. Por otra parte las reservas de carácter racial, imitación absurda de los bantustans de Suráfrica y de las reservaindígenas de Norteamérica, son un insulto a las poblaciones que pretenden proteger y una garantía de su absoluta miseria. Los grandes resguardos de la Amazonia y Orinoquia se están despoblando, para los indígenas, la vida en aldeas perdidas en medio de la selva es algo frustrante por lo cual los jóvenes migran en busca de mejores horizontes. Poblaciones tales como Araracuara, Taraira, Acaricuara, Montfort, San Felipe del Guanía, El Encanto, La Pedrera, Arica, etc., son caseríos en vías de desaparecer.  Con esto y los parques naturales (cuya pretendida biodiversidad nadie ha estudiado) se están creando unos vacíos geográficos que terminan convertidos en verdaderos peligros para la soberanía. El abandono de la Región Amazónica en la primera mitad del Siglo XX, permitió la invasión de caucheros peruanos, lo cual provocó la guerra con el Perú en la década de los años treinta. Con el abandono actual de las regiones fronterizas no sería raro que se presenten conflictos similares. Hay grandes áreas del País que tienen potencial minero o petrolero, pero con la histeria desarrollada por ONGs extranjeras y nacionales contra la explotación de los recursos del subsuelo, todo está paralizado. Un aprovechamiento de estos sería un acto de soberanía y una fuente de ingresos para el País.

Un ejemplo deplorable de ese descuido se presentó en las aguas territoriales del Mar caribe, hace algunos años, Ecopetrol adelantó proyectos para atraer compañías petroleras a la llamada “Cuenca de los Cayos” y hubo empresas interesadas, pero la alharaca ambientalista hizo que dicha “Cuenca de los Cayos” se declarara una reserva ecológica, por tanto en vez de tener unas plataformas petroleras en exploración, se presentó un bien mostrenco que la Corte Internacional de Justicia adjudicó a Nicaragua.

Fácilmente el abandono puede llevar a la pérdida de regiones como la Guajira,el Arauca o el Vaupés, donde crece el resentimiento ante el desdén gubernamental.

 

Jaime Galvis Vergara  

Friday, March 04, 2016

El Fiasco de Sao Paulo

El llamado Foro de Sao Paulo, se originó en el deseo de darle un segundo aire al Marxismo-Leninismo luego de la catástrofe de la Unión Soviética y sus satélites de Europa Oriental. Esto bajo el supuesto que las doctrinas políticas se pueden trasplantar sin tener en cuenta la idiosincrasia de los pueblos. Esto ya lo intentaron puntualmente algunos ilusos como el Che Guevara quien se lanzó a redimir a los bolivianos, sin consultarles si ellos lo requerían. Hubo otros ensayos similares de profundos ideólogos como el cura Camilo Torres quien se obsesionó por salvar a unos campesinos cuya idiosincrasia desconocía y en medio de un grupo guerrillero compuesto de facinerosos.

La implantación total o a medias del ideario del Foro de sao Paulo, llevo a una curiosa simbiosis entre la vieja burocracia de origen ibérico con todas sus taras y un Marxismo-Leninismo trasnochado con todos sus dogmas einiquidades. El engendro resultó increíble, lo que le llevó al comunismo soviético más de setenta años, lo consiguieron los sus émulos de Foro de Sao Paulo en menos de dos décadas, arruinar a los respectivos países. Brasil pasó de ser una promisoria economía emergente a una economía totalmente desfalleciente. Lo de Venezuela es francamente prodigioso, un país rico y derrochador, convertido en un Estado mendicante. El mayor consumidor per cápita de whisky en el Mundo ahora es una nación donde no se consiguen ni analgésicos. En Colombia, una aristocracia decrépita e inepta, pretende imponer al País los dogmas del Foro de Sao Paulo, con tal de mantenerse en el poder. Naturalmente la economía se halla en cuidados intensivos. En la Argentina un populismo familiar, a tono con lo que sucedía en los demás países, casi lleva al País a la bancarrota. Los casos de Ecuador y Bolivia son muy especiales, al tratar de mezclar Marxismo y progreso, los respectivos regímenes tuvieron algunos logros, pero la egolatría y la avidez corrupta de la Nomenclatura los está llevando a la extinción. El Perú permaneció alejado de las tentaciones izquierdistas, debido al recuerdo de cierto gobierno de Alan García que llevó a esa nación al borde de la ruina.

Al enfrentar la prueba de las urnas, los taumaturgos del Marxismo-Leninismo empiezan a desplomarse, el mandatario que mejor manejó la marcha del Estado (Evo Morales), terminó enredado en líos amorosos dignos de algunos presidentes de Francia. Esto lo llevó a perder un plebiscito que le hubiera asegurado una reelección a largo plazo.  Otros mandatarios, más torpes en el manejo del Estado, van cayendo como naipes, la mandataria de Argentina naufragó con todos los episodios dudosos y ruinosos de su mandato.  Las elecciones parlamentarias de Venezuela mostraron el enorme rechazo al gobierno de los Boliburgueses. Dicho País fue sometido a un desfalco gigantesco casi sin paralelo en la historia y los culpables aún detentan el poder. El presidente de Colombia goza de una antipatía tan profunda entre la ciudadanía, que prácticamente unió al País en su contra, su ineptitud y perversidad son legendarias. La novela del Brasil es patética, la corrupción llego a extremos increíbles, en cuatro períodos presidenciales arrasaron con la economía, unos gobiernos de un partido denominado de los trabajadores que, bien pudiera llamarse el partido de los atracadores. En Chile una jefe de estado resentida, ha polarizado el País y amenaza con hundir la economía más próspera de Latinoamérica. Por último cabe mencionar la pintoresca pareja presidencial de Nicaragua, dedicada a al jolgorio y a obras faraónicas de dudoso resultado.

Francamente los ideólogos fueron la gran plaga del Siglo XX y unos supérstites de pacotilla se están hundiendo en Latinoamérica.

Jaime Galvis V.

Monday, February 15, 2016

LA MENTIRA

Por Jaime Galvis V.


La historia de Colombia ha sido marcada por una característica constante, la mentira. Desde esas mentiras rosadas mil veces repetidas tales como “la Atenas Suramericana” o el “segundo himno nacional más bello del Mundo después de La Marsellesa”. Hasta las grandes mentiras, sucias e insidiosas. La historia está llena de falsedades, héroes que no lo fueron, próceres sin méritos, sabios que no sabían, escritores con escasos méritos de entre casa, estadistas que les quedó grande el manejo del Estado. En el Siglo XIX la falta de medios de comunicación impidió la propagación de las mentiras, estas no pasaron de ser chismes pueblerinos.

Al comenzar el Siglo XX surgieron los periódicos y empezó la feria de las mistificaciones. Los dueños de las publicaciones y sus corifeos entablaron un nutrido intercambio mutuo de ditirambos, algo así como una sociedad de elogios mutuos. Menudearon los calificativos de egregios, ilustres, preclaros, insignes, etc. Las roscas familiares crearon una aureola de prestigios a base de titulares de sus propios diarios y revistas. 

Otro frente de mistificación fueron los frecuentes anuncios y promesas que nunca se cumplían, hay un ejemplo que es de antología: “El presidente de la República ha prometido que antes de concluir su mandato estará terminada la carretera Quibdó-Bahia Solano”, esto ocurrió en la década de los años cuarenta del Siglo XX.

En la década de los años 50 sobrevino uno de los mayores engaños que sufrió el ígnaro pueblo de este  País, el Frente Nacional. Después de un prolongado período de violencia patrocinada por los jefes de los partidos, estos decidieron reconciliarse, aunque ellos personalmente no pelearon y siempre mantuvieron cordiales relaciones en los clubes capitalinos.  Quienes mantuvieron la contienda cesaron hostilidades. Con la paz se estableció el “Frente Nacional” que consistió en la alternancia de los partidos tradicionales en el poder y la partijaburocrática del Estado entre la“buenas familias” de los dos partidos.

Naturalmente los engaños continuaron, hubo un aluvión de mentiras para tapar un descarado fraude electoral en 1970, menudearon los falsos hallazgos petroleros y frecuentemente se localizó el Galeón San José. Se continuaron haciendo estudios para el Metro de Bogotá y menudearon las frases huecas tales como “hacer de Colombia el Japón de Suramérica”. Simultáneamente empezó a tomar cuerpo un fenómeno económico-político fundamental, el narcotráfico. Esto último produjo mentiras antológicas, cuando capturaron dos jefes de la mafia de las drogas en España y dicho país los iba a extraditar a estados Unidos, el Gobierno de Colombia los reclamó para enjuiciarlos por contrabando de toros de lidia. Se creó una cárcel especial para el jefe máximo del narcotráfico, construida y ad ministrada por él mismo. Se anunció la necesidad de hacer una apertura comercial total y con ello se llevó a la ruina granparte de la industria de Colombia. La manufactura criolla no se ha repuesto de semejante disparate. Se hizo un despliegue mediático sobre el clamor popular por una nueva constitución. Dicho clamor solamente lo hubo en los periódicos. A Continuación incluyeron en unas elecciones “la séptima papeleta”, la cual nunca se escrutó, con el fin de darle una supuesta aprobación a una Asamblea Nacional Constituyente. Se hizo una Nueva Constitución con unos delegados elegidos por una votación minúscula y se estableció que dicha constitución sería aprobada por un referendo. Mentira, dicho referendo nunca se realizó. ¡En resumen toda esa parodia llevaba un fin, prohibir la extradición! 

Este triunfo del descaro, llevó a unas elecciones financiadas por la Mafia, de las cuales el mandatario electo aseveró que todo ocurrió a sus espaldas. Este personaje poco amigo de la verdad fue a las Naciones Unidas a anunciar un gran descubrimiento petrolero el cual como de costumbre era falso.

Con el relevo en el poder comenzó un nuevo proceso de paz, lleno de mentiras y sin resultados, al mismo tiempo  se intensifico un odioso sistema de mistificaciones y atropellos, empezaron las acusaciones infundadas, los juicios arreglados y los falsos testigos. Esto se intensificó en el siguiente mandato, en el cual un poder judicial corrupto comenzó una carrera de persecuciones políticas con acusaciones mentirosas y se formó un verdadero cartel de falsos castigos. Llego a tal punto el abuso que algún magistrado dijo que un auto de detención no se le niega a nadie.

Por la misma época surgieron nuevas modalidades de mentir, los falsos positivos, las falsas masacres y las falsas víctimas, estas últimas resultaron un jugoso negocio de ciertos abogados y políticos, para estafar al Estado.

Posteriormente vino un nuevo gobierno en el cual la mitomanía se volvió política de estado. De los medios oficiales y de la prensa hablada y escrita brotó un verdadero caleidoscopio de mentiras. “Las locomotoras del progreso”, “El País más biodiverso del Mundo”, El Gobierno de la prosperidad”, “Uribe es el mejor Presidente que ha tenido este País”, “el tal paro agrario no existe” “Los ministros Gómez Méndez y Acosta son una cuota de las negritudes”, “Los páramos son la reserva hídrica del País”, “Ya estamos en el postconflicto”(dicho en Noruega), “soy el peor enemigo de las Farc”, “hallamos el Galeón San José”, “El Papa nos va a visitar”(el Pontífice no lo sabía), además de la telenovela armada para la reelección, con espionajes, hackers, Andrómeda y todo un repertorio digno de una ópera bufa. Por último cabe mencionar los falsos argumentos para vender Isagen, las ridículas explicaciones de la crisis de Ecopetrol y las frecuentes referencias a el bienestar de la economía que solamente las creen sus funcionarios.

El uso y abuso de la mentira en el Gobierno trajo a Colombia un vuelco sociológico único en el Mundo, el pueblo colombiano hace tres o cuatro generaciones era una masa de campesinos timoratos y señores pueblerinos, con el ejemplo gubernamental, paulatinamente se propagaron los mentirosos y con ello los estafadores, Ahora pululan las “comunidades” dedicadas a extorsionar los proyectos de desarrollo, los grupos indígenas decidieron inventarse santuarios o cementerios en la ruta de carreteras, puertos u oleoductos, menudearon las “pirámides”, las corporaciones fraudulentas, los desfalcos serruchos, toda clase de tráficos, drogas, armas, mujeres etcétera.

Un País pastoril, pasó a la picaresca en todos sus niveles.