Wednesday, September 28, 2016

La Tragicomedia del último Profeta Judio

Eduardo Escobar                                         

Descendiente de rabinos, el fin del capitalismo fue la forma que adoptó en él la proyección del apocalipsis. Que sus discípulos siguen aguardando bobamente, con indeclinable esperanza.

Casi todos sus amigos, aun cuando debieron convertirse en adversarios, porque espantaba, reconocieron su inteligencia, mientras él creía que lo envidiaban. Quiso ser poeta. Escribió una novela a la manera de Sterne. Y cayó en la monomanía de deshilachar las relaciones económicas entre los seres humanos. Un padecimiento lo acompañó: los forúnculos. Y una pasión: el dinero que odiaba pero gastaba con gusto.
Leía, escribía, bebía, fumaba y holgazaneaba en los clubes de los intelectuales clandestinos. Y hacía hijos con irresponsabilidad asesina. Dos murieron temprano porque fue incapaz de cuidarlos ni siquiera con la ayuda del montepío. Le gustaban los chismes. Era injusto con quienes lo querían. Fue un nudo de rencores que desfogaba en panfletos. Como maestro pensó que sus alumnos eran estúpidos. Y lo son casi siempre hasta hoy.
Jamás tuvo un oficio remunerado. Vivió de colectas, de andar quejándose entre sus conocidos. Fue socio de periódicos que acababan en la quiebra. Y esperaba el fin del capitalismo en público y en secreto que su pariente Phillips el industrial de las bombillas le diera una mano. Descendiente de rabinos, el fin del capitalismo fue la forma que adoptó en él la proyección del apocalipsis. Que sus discípulos siguen aguardando bobamente, con indeclinable esperanza. El día cuando la sociedad mercantil se precipite en la confusión, que será solucionada con la abolición de la propiedad y el cumplimiento de la fraternidad universal. Su teoría copia la pesadilla de Juan de Patmos, que culmina en el advenimiento del reino de los cielos después del desastre que cancele la historia. También comparó la acumulación capitalista con el pecado original. Se entiende: rumió a fondo a Spinoza con los jóvenes teólogos alemanes. Aunque no sospechó que acabaría fundando una religión para distraídos, de mucho éxito como todas las tonterías y las canciones flojas.
Un ángel providencial llamado Engels lo salvó del hambre como a los profetas arcaicos un cuervo: el hijo de textileros achicaba la caja menor de su padre para mantenerlo. Mientras él les pagaba clases de piano a sus hijas, se permitía un secretario, mandaba a su mujer de vacaciones porque le parecía bien dada su condición, y le timbraba tarjetas de visita donde resaltaba su origen noble. Como cualquier burgués. Negado a enfrentar la vida ni siquiera agradecía bien los envíos del amigo. A juzgar por las cartas que se cruzaron este le aconsejó a veces que se empleara en una editorial, que diera clases, sabiendo que no tenía más remedio que aguantarlo. El parásito genial solo esperaba el acatamiento. Viviente entre nubes de humo, mugre y sillas de conde desvencijadas.
Su idea fija llenó la historia humana de infamias y de fracasos rampantes y nos concedió el dudoso don de algunos de los personajes más impresentables de la crónica del mundo, desde Lenin, Stalin, y Pol Pot hasta los lumpenguerrilleros que proliferaron en el siglo XX en todas partes enlodando su nombre. Pandillas de gánsteres sentimentales que creyeron hallar la clave del futuro en sus investigaciones monetarias. Pero no fue un mal tipo. Tampoco un filósofo. Y al final se extravió en la acción que es la forma segura de arruinar un ideal. Le dolería verse aún hoy al servicio de la mediocridad política, del desorden gratuito. Pero así les pasó a todos los profetas. Cristo justificó al papa Borgia y al padre Maciel.
Lo sacaban de quicio los marxistas. Yo no soy marxista, protestó. Mientras consideraba ir a vivir a los Estados Unidos de las siderúrgicas, los ferrocarriles, la electricidad, los buenos periódicos. Porque defendió la libertad de prensa y el progreso industrial que liberaría a los hombres del trabajo obligatorio y haría posible la globalización del mundo que deseaba. Se llamó Carlos Marx.

El Tiempo, Bogotá, 26 de septiembre de 2016

Friday, September 23, 2016

TRIBUNALES

La definición más sencilla de la palabra tribunal es: Un órgano público cuya finalidad es administrar justicia en un estado.


Con el tiempo el concepto de tribunal adquirió tintes siniestros en varios países y en eso fueron determinantes los tribunales del Santo Oficio, en los cuales la administración de justicia se tornó un espectáculo cruel y degradante, donde los acusados eran sometidos al escarnio público, las confesiones se arrancaban con torturas y las ejecuciones fueron espectáculos terribles. Las hogueras de la inquisición fueron implacables con los Cátaros o Albingenses en Francia. En España y Portugal los tribunales del Santo oficio persiguieron con saña a Judíos y Musulmanes, en los juicios menudearon las pruebas amañadas y los falsos testigos. Esto alcanzó a extenderse a las colonias de los Estados Ibéricos. Los castigos a alquimistas, brujas y hechiceros fueron atroces en toda Europa Occidental. Todo procurando la salvación de las almas.


Con el tiempo se presentó otro tribunal siniestro, durante la Revolución Francesa se implantó el Comité de Salvación Pública, aunque laico guardaba algunas similitudes con el Santo Oficio, además de la palabra “salvación”. En dicho comité se ordenaron verdaderas carnicerías, allí como en la Inquisición los juicios eran espectáculos públicos donde el acusado era sometido al escarnio de la muchedumbre y a la humillación de las confesiones forzadas. El Régimen del terror duró escasos cuatro años pero las orgias de sangre y las injusticias cometidas perduraron muchos años en la memoria humana. El Comité de Salvación Pública terminó con sus jueces y fiscales guillotinados.


En el comienzo del Siglo XX se presentó otra orgía de tribunales a raíz de la toma del poder por los Bolcheviques en Rusia. Al principio hubo juicios sumarios, a los fusilamientos no los antecedía ninguna ceremonia. Posteriormente vino el gran descubrimiento de Stalin, prolongados juicios espectáculo en los cuales además de prolongadas torturas se le hacían la víctima acusaciones de falsos crímenes hasta llegar a un estado de aniquilación en que el reo “confesaba” lo que le exigieran. En esta clase de espectáculos hubo celebérrimos fiscales como Vishinsky. La Santa Inquisición Soviética perduró casi todo el siglo XX. Hubo tribunales a su imagen y semejanza en Europa Oriental, donde se cometieron los mismos crímenes y atropellos. Los tribunales stalinianos cobraron millones de víctimas, entre ellas casi todos los líderes de la Revolución. En la China de Mao Tse Tung los tribunales actuaron en forma parecida, en especial con mucho énfasis en las confesiones, aunque aparentemente el aparato judicial no fue tan sanguinario.


En Cuba, a imitación de la Unión Soviética menudearon los juicios políticos y sus consecuentes ejecuciones, sin llegar a los extremos de la “metrópoli”, por las diferencias de idiosincrasia, Cuba nunca fue muy adicta a los intrígulis del Derecho. En Venezuela los juicios políticos seguidos de ejecuciones han sido mínimos, la mentalidad venezolana no se presta para leguleyadas, simplemente se cometen los crímenes y atropellos sin tribunales. 


La situación en Colombia es muy especial. Según declaraciones del Fiscal en ejercicio más del 90 % de los delitos quedan impunes. Esto en el País que dispone del aparato judicial más aparatoso y complicado de Latinoamérica y posiblemente del Mundo. Cuatro cortes, fiscalía, Defensoría de Pueblo, Procuraduría, Contraloría, miles de fiscales, magistrados y mil funcionarios más, inútiles porque la justicia no funciona. Está plagada de corruptelas,  persecuciones, juicios políticos amañados, falsos testigos, intrigas y componendas. De acuerdo a las negociaciones del Gobierno con las Farc, pretenden crear un tribunal supremo con atribuciones casi ilimitadas. Esto sería el soporte ideal para un gobierno totalitario, esa clase de tribunal fue el que le sirvió a Stalin para esclavizar a los rusos. ¡Terminaran los extorsionista enjuiciando a sus víctimas!


Jaime Galvis V.

Sunday, September 18, 2016

UNOS REBAÑOS

La palabra rebaño indica una manada de animales dóciles que se dejan conducir fácilmente a cualquier parte, inclusive al matadero. En la Historia de la Humanidad hay múltiples ejemplos de comunidades que permitieron que las manejaran como rebaños. Un ejemplo en pequeña escala, pero aberrante, fue la comunidad religiosa que el Reverendo Jones condujo hasta Guyana para inducirla a un suicidio colectivo. Otro ejemplo parecido fue el movimiento religioso de Antonio Conselheiro en el Nordeste de Brasil. Unos campesinos ignorantes obligados a una guerra suicida contra el ejército del País.


Esta clase de manejos se ha practicado a mayor escala afectando a verdaderas nacionalidades. Francamente cada vez que se han ejecutado esa clase de maniobras las consecuencias para los grupos humanos han sido desastrosas. Generalmente esto lo han llevado a cabo líderes políticos y religiosos, con mentalidades mesiánicas y con dominio larvado de las comunicaciones y últimamente de la propaganda.


Un ejemplo verdaderamente extravagante es el de Corea del Norte, una dinastía familiar creó una doctrina el Juche una ideología un poco burda que convirtieron en la religión del País. Un pueblo recién salido de dos guerras acepto el engendro y esto se volvió una camisa de fuerza que llevó al País a un aislamiento total y a una dictadura draconiana.


Naturalmente la ideología que alcanzó mayores dimensiones fue el Marxismo, cuyos dogmas alcanzaron a dominar media Humanidad. Millones de personas obligadas a aceptar unos principios de gobierno y de vida, sin consultarlos. Generaciones enteras frustradas porque para los respectivos regímenes solamente eran las reses de unos rebaños. Esto llevó a la ruina económica de la Unión Soviética y de todos los países de su área de influencia. Los experimentos económicos de Mao Tse Tungfueron verdaderas hecatombes y sus víctimas nunca pudieron discutir sus grandes fallas.


En Latinoamérica y en el Mundo Musulmán los mandatarios iluminados y sus doctrinas infalibles han sido demasiado frecuentes. En los países islámicos los regímenes en su mayor parte han tenido un tinte religioso. En Latinoamérica, origen político a veces un poco gaseoso Desde la dictadura de Perón y su doctrina “justicialista”, muy poco definida por cierto, que perduró por años, hasta el Apra del Perú con mucha doctrina y una praxis desastrosa.


Posteriormente surgió en Latinoamérica una organización rocambolesca, una especie de Comintern trasnochado, el Foro de Sao Paulo en gran parte inspirada en la “experiencia” cubana. De ahí surgieron toda una serie de dictaduras toscas, basadas en ideologías rudimentarias de última hora, las cuales no podían estar sujetas a discusión. El ejemplo más pintoresco se presentó en Venezuela, donde un demagogo megalómano, un poco chiflado se ideó el “socialismo del Siglo XXI”. Una base teórica muy tosca pero indiscutible para el ciudadano.  Arruinó la industria y al agricultura de Venezuela y con base en los ingresos petroleros estableció un asistencialismo generalizado. Todo esto condimentado con un marcado nepotismo.


En Colombia el proceso ha sido diferente pero igualmente absurdo. En este país hay una serie de dinastías que se han considerado los dueños del Estado, por tanto durante años han ejecutado toda clase de maniobras para no perder el poder. Son escasos los mandatarios que no han sido dueños de ciertos apellidos. En esta lucha por mantener privilegios, la aristocracia criolla ha apelado a toda clase de arbitrios. Se inventaron un clamor por  una  nueva constitución que nadie estaba pidiendo y naturalmente no permitieron que fuera sometida a la aprobación de la ciudadanía. Ahora idearon un “proceso de paz” absurdo para lavar la cara de un mandatario inepto y quieren que el rebaño apruebe un documento pésimamente concebido pero inmodificable.        


Jaime Galvis Vergara

Monday, August 29, 2016

HAZAÑAS DE LA BUROCRACIA

Como lo expresó Milovan Djilas en su formidable libro “La Nueva Clase”, la burocracia usufructúa la riqueza pero no la produce. Pero hay uh aspecto adicional, la inmensa torpeza de la burocracia en lo que emprende. La historia de la Unión Soviética está salpicada de desastres producidos por la torpeza de la “Nomenclatura”. Vale la pena mencionar algunos, tales como el desastre nuclear de planta de producción de plutonio de Mayakconstruída entre 1945 y 48. En 1957 tuvo lugar una explosión nuclear equivalente a 75 toneladas de TNT. Esto parece que causo la desaparición de la ciudad de Kyshtym. De esto hay poca información dado el hermetismo del régimen.


A finales de la década de los años 50, el Gobierno soviético emprendió el plan de “Conquista de las Tierras Vírgenes” cuyo enfoque se dirigió al Asia Central. Allí se encuentra o encontraba el lago Aral uno de los depósitos de agua dulce más grandes del mundo y sus ríos alimentadores, el Sir Daria y el Amur Daria. A estos les derivaron unas canalizaciones mal planeadas y peor ejecutadas, para irrigar una extensión comparable al territorio de Italia. La ejecución de la red de canales continuó en las décadas de los años 60 y 70 en forma tal que el mar casi desapareció, las tierras se desertizaron y las aguas se tornaron saladas, en la década de los 80, el proceso llego a su climax, hubo migraciones masivas de población, abandono de los antiguos puertos pesqueros. El desastre fue tal que se vieron camellos caminando sobre lo que fue recientemente un lecho marino.


El 26 de Abril de 1986 tuvo lugar el mayor desastre nuclear de la historia. Ocurrió en el Norte de Ucrania, muy cerca de la frontera de Bielorusia, la tragedia de Chernobyl, el reactor número 4 estalló esparciendo material radioactivo en un volumen 500 veces mayor al de Hiroshima.  En esta tragedia hay varios aspectos a destacar, en primer lugar  el extremo secreto con el que se manejó el problema, lo cual hizo que miles de personas sufrieron exposiciones  a la radioactividad por inadvertencia, en segundo lugar cabe anotar el  desorden e improvisación durante la emergencia, lo cual multiplicó el número de víctimas. También es importante anotar los problemas de diseño de la central nuclear.


Por último se puede referir lo ocurrido en la central hidroeléctrica de Sayano-Shushenskaya en el río Yenisei. Esta planta, la mayor de la Unión Soviética, construída entre 1968 y 1978 sufrió una explosión en el año 2009  la cual semidestruyó la  casa de máquinas, causando 76 muertos, el problema se originó en defectos de diseño.  En la Unión Soviética los desastres  de ingeniería menudearon pero siempre con un común denominador, la ineptitud de la burocracia, basta anotar que por muchos años el director de la red de ferrocarriles fue un zapatero.


Si trasladamos las observaciones a Colombia, la comparación deja un mal sabor. La nomenclatura de Colombia nunca se distinguió por su eficiencia, ni por su sapiencia. Puede recordarse la construcción y luego destrucción de una red de ferrocarriles mal planeados y peor ejecutados. Un Instituto de Fomento industrial que chamboneó hasta su deceso. Una agricultura que quieren manejar por decreto Un desastroso manejo de la política petrolera, algo similar en la política minera, unos tratados de libre comercio en los cuales el País no tiene que vender. El último de estos con Corea del Sur, hasta ahora solo se ha reflejado en la llegada de telenovelas de dicho País. El plan de carreteras es un desastre, propaganda y bombo cuando no hay dinero para ejecutar los proyectos. El propósito ahora es emular con Cuba y Venezuela. ¡Viva el hambre!


Jaime Galvis V.

 

Saturday, August 27, 2016

MISERIA POR DECRETO

Con frecuencia las ideologías son más dañinas que los terremotos y las pestes. Con la implantación del Marxismo en Rusia y luego en lo que se llamó la Unión Soviética, se desencadenó una de las tragedias más graves que haya sufrido la humanidad. Las matanzas y las hambrunas asolaron ese inmenso país en una forma como no se había visto ni en el régimen del terror de la Revolución Francesa. No solamente hubo una crueldad infinita, también una estupidez manifiesta.La brutalidad del régimen soviético no tuvo parangón. 


Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, el dominio de dicho régimen se extendió a Europa Oriental con toda su rigidez ideológica. La opresión se apoderó de Polonia, Oriente de Alemania, Hungría, Checoslovaquia, Rumania, Bulgaria, Albania. Los ciudadanos de esos países se vieron prácticamente enjaulados, física y mental mente. Aún Yugoslavia que no fue ocupada militarmente, fue sometida a una rígida ortodoxia asfixiante. 


La burocracia se convirtió en una camisa de fuerza que gradualmente arruinó a la Unión Soviética y sus países satélites. En 1959, un ministro del Gobierno de Yugoslavia, Milovan Djilas, escribió uno de los libros más importantes del Siglo XX, “La Nueva Clase”, esto fue una advertencia profética de lo que vendría años después. Por esa misma época, el régimen comunista de China sometió al país a un disparatado proyecto que causó una de las peores hecatombes de la historia, el “Gran Salto Adelante”, del cual quedaron decenas de millones de víctimas.  


El libro de Milovan Djilas describió como la nueva clase, la burocracia, hacia usufructo de la riqueza, pero no la producía, por lo cual los países gradualmente se empobrecían, hasta la bancarrota. Esta fue una profecía que se cumplió casi al pie de la letra en las postrimerías del Siglo XX, el Imperio Soviético colapsó. La que fuera la segunda potencia mundial paso a ser un país emergente, los países de Europa Oriental se sacudieron de ese yugo que los mantenía en la pobreza. Las “Repúblicas Socialistas Soviéticas” también se emanciparon. 


Lo que parecía un bloque supranacional inconmovible resultó una estructura decrépita corroída por la pésima administración y una corrupción incontrolable. De los restos de ese naufragio quedaron una serie de países que han tomado sendas de progreso y especialmente de independencia y libertad. Curiosamente en el Caribe quedó un antiguo satélite para el cual no llegaron los cambios, Cuba, este régimen continuó férreamente dogmático, arrastrando una miseria impresionante. Los millones que llegaban antiguamente de la Unión Soviética no sirvieron para crear una estructura económica viable, lo único que atajó la hambruna fue un hecho fortuito. La llegada al poder en Venezuela de un líder carismático y desquiciado mental el cual aprovechando altísimos precios del petróleo que Venezuela siempre produjo con profusión y profundamente enamorado de las doctrinas del Presidente cubano, le inyecto ingentes cantidades de petróleo y dinero a la economía de Cuba.   


En Venezuela siguiendo la ortodoxia ideológica, el Gobierno se dedicó a expulsar compañías, expropiar empresas y en general acabar con la actividad privada, con lo cual el País quedó dependiendo casi exclusivamente de la renta petrolera.Sobrevino la baja del precio del petróleo y la economía entró en crisis. Con la destrucción del aparato productivo, Venezuela se encontró sin artículos de consumo, el hambre se ha generalizado, las muchedumbres asaltan comercios y la inseguridad es total. La situación económica de Venezuela terminó semejándose a la de Cuba.


El Gobierno de Colombia decidió aliarse con esos dos países en penuria y empezó a manejar la economía en forma similar, multas continuas a las empresas, desestímulo a la inversión, satanización de la exploración minera y petrolera, populismo a rodo y un manejo estatal totalmente burocratizado e inepto. Persecución a la oposición. Se está constituyendo un trío de países indigentes.


Jaime Galvis Vergara

Thursday, August 04, 2016

$735,000 POR ORINAR

publicado en adn agosto 3 2016

El nuevo Código de Policía, que regirá a partir del 1 de febrero del año entrante,(si la Corte Constitucional no lo tumba) ,tiene unas terribles sorpresas para los colombianos y debería ser labor ingente del gobernante y en especial de los alcaldes, hacerle saber a los ciudadanos lo que se nos vino encima y sus consecuencias.


Para más o menos entender la magnitud del comportamiento victoriano que los emasculados congresistas le aprobaron al gobierno y a la Policía, basta con saber que si usted es pillado por un agente uniformado orinando en el espacio público ( una calle, un andén, un parque) le tocará pagar $ 735.000 de multa. Y lo mismo le tocará pagar si la Policía lo detiene por consumir alcohol o droga en estadios, coliseos, parques, hospitales y en general en todo espacio público.
Como si eso fuera poco, a usted le pondrán multa de $ 183.000 si carga una navajita o un cortaúñas  o si lleva un perro de raza peligrosa sin bozal y traílla. O pagar $ 368.000 si le pega una tanda de puños a otra persona, si genera molestia por impacto auditivo o si irrespeta a un policía.


Por supuesto, este régimen que pretende educar al ciudadano en normas no bien definidas, que  se va a prestar no para que la gente aprenda sino para que  todos lleven plata en el bolsillo porque conociendo el comportamiento de los policías colombianos, el sobresueldo que el Congreso les acaba de servir en bandeja, es papaya partida.


Será el policía quien valorará  o interpretará las normas del código. Será él  quien diga qué es obstruir manifestaciones de cariño en espacio público, (por lo que habrá de pagarse $ 92.000). Pero no hay la menor duda que  todos ellos  esperarán recibir un cariñito por permitir saltar el Código.

@eljodario
eljodario@gmail.com
 

Tuesday, August 02, 2016

PARROQUIALISMO

Esta actitud ha sido muy frecuente en la historia de Colombia y curiosamente en los últimos tiempos parece acentuarse, casi se volvió un partido político. Es un reflejo condicionado contra todo lo nuevo. En esto se presentan situaciones patéticas o peor aún ridículas. Hace pocos días hubo una reunión en Bucaramanga para impedir el fracking petrolero. Naturalmente esto lo hicieron ante la posibilidad que se haga uso de esa técnica. Como es demasiado frecuente los personajes reunidos desconocen le fondo técnico del fracking  y los presuntos daños que puede producir. A la sísmica petrolera se le atribuyen terribles perjuicios, tales como daños de acuíferos, esterilización de los suelos agrícolas, generación de temblores y terremotos, extinción de la fauna y las protestas se vuelven multitudinarias. La actividad petrolera se está satanizando en una forma absurda y peligrosa, ya que una multitud imbuida de estupideces es tan peligrosa como una manada de ganado en estampida. Cualquier filtración de petróleo provoca un  escándalo monumental, excepto cuando se produce por una voladura ejecutada por las guerrillas.

Esa propensión a estar viendo duendes, espantos y tragedias en todo lo nuevo ha llevado a acusar a los embalses hidroeléctricos de terremotos, sequias y toda una serie de tragedias que puede elucubrar la idiotez humana. Hasta a las estaciones repetidoras de la telefonía celular se les  atribuyen propiedades demoníacas y las comunidades exigen su retiro.

Una actividad que ha desencadenado reacciones viscerales es la minería, no hace mucho tiempo hubo manifestaciones y discursos encendidos contra la minería en la población de Piedras (Tolima), naturalmente la muchedumbre enardecida no entendió que la compañía minera proyectaba instalar allí una planta de procesamiento de mineral aurífero procedente de otra parte. Los energúmenos no sabían que en Piedras no hay mineralización aurífera, solamente hay una horrorosa escultura en la plaza principal. Ahora un alcalde de Ibagué está promoviendo un plebiscito contra la minería, que se ha proyectado en otros municipios del departamento del Tolima.

En Bucaramanga unos cuantos políticos y periodistas han creado un  ambiente hostil a la minería, que se realiza en otras partes del departamento de Santander. Verdaderas jaurías vociferantes han llenado las calles de Bucaramanga protestando por actividades mineras que no conocen y en muchos casos no saben dónde se realizan. Según esos apóstoles de la ignorancia, la existencia de actividades mineras en California y Vetas va a envenenar a los bumangueses.  Naturalmente ignoran que ciudades como Johannesburgo fueron fundadas sobre grandes minas de oro y nadie ha muerto por eso. Belo Horizonte en Brasil se halla  localizada junto a la gran mina de hierro de Itabira. La ciudad de París está situada encima de lo que fueron grandes minas subterráneas de caliza. Pero el rechazo a lo desconocido lleva a explosiones populistas ridículas. Cabe anotar que en Antioquia, tierra de una larga y respetable tradición minera nadie desencadena tumultos histéricos contra esa actividad que le trajo la riqueza.  

Es la misma tónica de las protestas contra los cultivos transgénicos sin saber en qué consisten. Se le está declarando la guerra al consumo de azúcar, se proponen gravámenes que desalienten su adquisición. Protestan  contra los terribles efectos del gluten, generalmente gentes que no saben que es. Quieren desocupar los páramos con la absurda creencia que de allí proceden los grandes caudales del País. Se paralizó la construcción de nuevos puertos en el Litoral Pacífico porque allí llegan las ballenas. La estulticia no les permite saber que las ballenas llegan a la Bahía de San Francisco y al puerto de Seattle.  Con todo esto se ha formado un peligroso cocktail de parroquialismo y esnobismo que está paralizando a Colombia!

Jaime Galvis Vergara

Saturday, July 23, 2016

NEGLIGENCIA

Jaime Galvis V 


Esta anti-virtud es muy dañina, es el descuido aliado con la pereza y la incompetencia. En este momento es lo que caracteriza la administración del País. ¿Pintoresca celebración del 20 de Julio para festejar qué? La situación económica se está deteriorando peligrosamente. Un paro de transporte que lleva más de un mes y curiosamente en esto no interviene el Ministerio del Trabajo, son otros los funcionarios que enfrentan esta situación, tales como el Ministro del Transporte, quien debía estar atendiendo los numerosos contratos de construcción de obras públicas que se firmaron sin haber dinero con que realizarlas. Mencionan treinta proyectos de los cuales solamente hay cierre financiero para 4! Sin embargo van a salir más licitaciones. Esto en lo referente a las flamantes autopistas anunciadas, porque en aspectos menores la situación es muy triste. La carretera Medellín-Quibdó esta interrumpida por un derrumbe hace más de un mes y no se ha hecho nada. Cabe anotar que esa variante tiene una longitud de 46 kilómetros. La carretera Animas-Nuquí fue suspendida (La carretera al Pacífico en el Chocó fue promesa presidencial en la década de los años 40). No es de extrañar que la celebración del 20 de Julio en Quibdó consistiera en una multitudinaria manifestación de protesta en la que no se enarboló el pabellón nacional sino la bandera del Chocó. En la vía Pasto-Mocoa, la variante del río Mocoa está en construcción hace alrededor de 8 años y nada. Cabe anotar que son solamente 46 kilómetros. El túnel de La Línea es cuento de nunca acabar.


En temas fundamentales como el petróleo la desidia oficial es patética, recientemente el Ministerio de minas y Energía permaneció sin titular casi dos meses. La agencia nacional de Hidrocarburos carece de director titular hace varios meses. Una orden presidencial canceló el más importante proyecto de exploración petrolera en proceso, basado en el amarillismo ambiental que domina los medios. El campo de gas de Gibraltar, el cual surte a los Santanderes lleva mes y medio paralizado por una toma indígena. El gobierno no se manifiesta. El mayor ideólogo del Régimen maneja a Ecopetrol más por instinto que por conocimiento.


En aspectos tales como la Salud, la situación no puede ser más triste, las mayores operadoras quebradas o en franco declive. Muchos hospitales en bancarrota, entre ellos el de Quibdó, el principal del departamento del Chocó. Miles de tutelas reclamando por los pésimos servicios médicos, mientras el titular de dicha Cartera Ministerial se dedica a dar declaraciones idiotas, tales como “El glifosato produce cáncer” o “la minería ilegal es causa de la malaria”. ¡Profundos conocimientos de medicina! 

El manejo de las relaciones internacionales no puede ser más torpe. Todos los conflictos Colombia los está perdiendo hasta el pleito que se presentó entre Colombia y Panamá ante la Organización Mundial de Comercio, el cual ganó este último país. La torpeza de la Cancillería ha colocado a Colombia en el triste papel de ser un satélite del régimen de Maduro en Venezuela.


El poder judicial está completamente desbordado, estableciendo unas persecuciones a la oposición dignas del Estalinismo. Aquí encarcelan y después investigan. Los órganos judiciales están al servicio de mezquinas venganzas presidenciales. Una verdadera organización de falsos testigos permite mantener encerrados a los opositores del Régimen.       


Mientras todo esto ocurre, la Prensa establece una cortina de humo deformando las noticias, creando méritos falsos, ocultando encuestas y estadísticas para endulzar la imagen de un gobierno que la ciudadanía detesta. El desgreño administrativo está carcomiendo a Colombia. 


Sunday, July 10, 2016

IMAGEN

Jaime Galvis Vergara


La democracia en el Mundo está viéndose afectada por una seria deformación, la obsesión por la imagen del mandatario. La popularidad se está volviendo el fin supremo en muchos estados. Loa presidentes y primeros ministros tienden a obsesionarse por su aceptación en el público lo que los convierte en verdaderas vedettes en plan de espectáculo. Esto provoca una verdadera distorsión en el manejo de la economía y en todos los resortes de la maquinaria gubernamental. Se desarrollan proyectos populistas los cuales en muchos casos perjudican el manejo económico. Regalos de vivienda, repartos de tierras sin un propósito claro, subsidios de toda la clase y una cantidad de prebendas enfocadas solamente a lograr popularidad y votos. Esa fue la trampa en que cayó el Gobierno de Brasil, demasiado énfasis en el maquillaje populista y nada de fondo. No solamente son los enormes gastos de toda clase de subsidios y limosnas, también es el oneroso gasto en publicidad, esa funesta práctica de los medio de comunicación se ha tornado en plaga. Es una verdadera compra de aplausos, esto sí que se ha visto en Colombia, donde el principal motor publicitario en toda clase de medios de comunicación es el Gobierno. Se crean méritos inexistentes, se magnifican obras de muy poca significación y se sataniza a la oposición, todo con dineros del presupuesto

La obsesión por la popularidad se ha presentado hasta en líderes religiosos que multiplican las apariciones en público y extensos viajes cuyo último fin no es mantener la fe, es conservar la imagen. Naturalmente en todo esto opera la enorme caja de resonancia de los medios de comunicacion

  

Curiosamente el impacto de la imagen, generalmente ha sido inversamente proporcional al desarrollo y bienestar de los países. Naciones arruinadas por la segunda guerra mundial, progresaron increíblemente de la mano de mandatarios discretos que no se dedicaron a ser personajes espectáculo. Los primeros ministros de la Alemania de postguerra fueron funcionarios eficaces y sensatos, poco se preocuparon por los titulares de prensa, otro tanto puede afirmarse de los mandatarios del Japón de postguerra. Los países que han logrado un acelerado desarrollo económico en los últimos años tales como Surcorea, Singapur, Malasia, Taiwan y últimamente la China, han tenido unos regímenes de bajo perfil, sin líderes mesiánicos. Este mismo camino ha tomado últimamente la India.


Aquellos líderes ruidosos y amigos del despliegue publicitario que pulularon en las décadas de los años cincuenta y sesenta, tales como Tito, Sukarno, NehruBoumedienneNasseretc, dejaron unas economías tambaleantes y un recuerdo de su carisma pero no de su desempeño.


Pero el caso cumbre del despliegue publicitario y del cultivo de la imagen, se presentó en Latinoamérica. Quizá el mandatario más conocido en el Mundo durante la segunda mitad del Siglo XX fue Fidel Castro, seguido del Che Guevara. Estos íconos de la Revolución Cubana, casi llegan al Santoral. Lo triste es contemplar que quedó de la obras de gobierno de esos taumaturgos. Un pequeño País totalmente arruinado, no solamente en su economía, sino en su mentalidad.

 

Un proceso similar se inició en Venezuela en las postrimerías del Siglo XXpor la vía electoral, llegó al poder un histrión poco ilustrado pero con una oratoria efectista que hipnotizó al País. Cometió todos errores imaginables con el beneplácito de unas masas literalmente embobadas, expulso empresas, cerró establecimientos fabriles repartió viviendas y subsidios a rodo. Además inauguró el populismo internacional, dando regalos a pequeños países satélites. Todo esto hasta el momento en que se desfondó el canasto. En ese tiempo murió dejando al País en la miseria.


En Colombia ha tenido lugar un proceso lastimoso, un mandatario gris e impopular dedicado a buscar aceptación comprando aplausos con los dineros públicos. Ningún gesto populista le ha servido para mejorar su imagen, pero está llevando la economía al despeñadero.


Tuesday, July 05, 2016

TECNOLOGÍA Y DESARROLLO

por Jaime Galvis V


Este es un tema al cual recurren frecuentemente varios comentaristas de la actualidad nacional. La tecnología ha sido un tema muy ajeno a la realidad de Colombia, se exageran las realizaciones de unos cuantos investigadores cuyas realizaciones han sido minúsculas en el ámbito internacional. Tal vez el único trabajo sistemático realizado en el territorio de lo que hoy es Colombia fue la Expedición Botánica. Esto  en la época colonial y no tuvo continuidad después de la independencia.


La revolución industrial no tuvo influencia alguna en las actividades económicas de Colombia. No solamente en el aspecto manufacturero, casi inexistente en nuestro medio, sino en las materias primas de exportación.Durante décadas el Perú exportó caucho explotado en  territorio colombiano, aproximadamente una décima parte de nuestro territorio estuvo en manos de empresas caucheras peruanas, las cuales rendían cuentas a Lima. 


El carbón motor de la revolución industrial, fue casi totalmente ignorado durante el Siglo XIX y gran parte del Siglo XX, aunque se conocía su existencia en nuestro subsuelo. Cuando se inició su explotación (bien rudimentaria por cierto) no se proyectaron montajes de industrias carboquímicas. La investigación en este tema ha sido casi nula. Cuando se emprendieron proyectos de coquización en, su mayor parte fueron actividades empíricas de capacidad muy limitada.


La metalurgia en Colombia es una industria de un desarrollo muy pobre, en la época colonial no existió, en las postrimerías del Siglo XIX se instalaron unas ferrerías minúsculas, para un consumo casi parroquial.  Cuando el Gobierno nacional decidió emprender un proyecto siderúrgico de mayores dimensiones lo hizo fundando una empresa que tuvo y tiene casi todos los defectos posibles. Mineral muy pobre, explotación costosa, maquinaria completamente desueta y una localización geográfica absurda, por lo cual dicha empresa ha sido un permanente enfermo terminal. Por tanto el país se abastece en su mayor parte de hierro y acero importados y de algunas fundiciones de chatarra. La metalurgia de metales no ferrosos está en cero, no se producen cobre, zinc, plomo, antimonio. La metalurgia del aluminio no ha nacido. 


En aspectos tales como la electrónica el avance es casi nulo, algunas empresas de ensamblaje tales como General Electric se retiraron y a pesar del entusiasmo por el uso de teléfonos celulares y computadores no hay planes al respecto. No se produce un simple transmisor de radio. 


El desarrollo en la producción de fertilizantes es precario, principalmente es una industria de mezclas cuyos componentes primarios tales como la úrea se importan. No hay producción de potasio, elemento que pudiera obtenerse de las salmueras residuales de Manaure y  además buscar otras fuentes. La producción de fosfatos es insuficiente.


Se hace mucho ruido respecto a “desarrollo sostenible”, pero no hay iniciativas, por tanto hay múltiples derivados de origen vegetal y animal que no se producen, tales como el guaraná, los derivados del árbol de sarrapia, el camucamu, la vainilla, la cochinilla, el seje muchas especies más. Aquí la “biodiversidad” solamente sirve para oratoria hueca y periodismo amarillo. Todos los estudios del Convenio Andrés Bello permanecen en los anaqueles.


La industria textil que antaño tuvo un notable desarrollo ha venido en retroceso, desaparecieron muchas empresas, en parte debido a cierta “apertura” disparatada y la situación de las restantes es frágil, ante el auge del contrabando atizado por el lavado de dinero. La producción de ciertas fibras sintéticas como el nylon ha tenido serios tropiezos, por problemas en la Empresa Monómeros Colombo-Venezolanos. El cultivo de algodón casi se extinguió y la producción de lana no ha nacido.

Tristemente este es un País dedicado a la politiquería barata y a la paz, pero el positivismo está en ceros.

 

Sunday, July 03, 2016

GOBIERNO E INCOMPETENCIA

Jaime Galvis

En Gran Bretaña se ha presentado una grave crisis debido a la incompetencia de un mandatario sin carisma que creyó lograr popularidad a base de crear situaciones absurdas, primero fue un plebiscito acerca de la continuidad de Escocia dentro del Reino Unido. La votación confirmó la voluntad de seguir siendo parte de Gran Bretaña. Pero como un imbécil difícilmente se recupera de un  éxito, el Primer Ministro decidió convocar otro plebiscito sobre la continuidad de Gran Bretaña dentro del Mercado Común Europeo y ahí si se desplomó el tablado. Por una pequeña minoría aprobaron la separación, ante lo cual el primer Ministro renunció. Por tratar de solucionar enredos políticos dentro de su partido, sometió al País a un riesgo económico y social de grandes dimensiones que puede llevar a la separación de Escocia e Irlanda del Norte.


Esta clase de situaciones en las cuales un gobernante sin un claro programa de gobierno y carente de ideas, lleva a un País a disparates mayúsculos ha sido relativamente  frecuente, algunos gobiernos franceses han tomado medidas populistas ruinosas para tratar de ganar popularidad

La invasión de Irak por parte de los Estados Unidos, fue un error craso,cometido por un Presidente sin popularidad ni ideas. Esto puso por el suelo el prestigio de Norteamérica ya que fue una agresión basada en mentiras.


Esta clase de episodios han sido frecuentes en Latinoamérica; en Brasil hubo un Vicepresidente que llegó al poder por renuncia del presidente electo. Al notar su incapacidad administrativa se dedicó a piruetas tales como hacerle la oposición a su propio gobierno. Encabezó manifestaciones públicas contra el “establecimiento” lo cual trajo como consecuencia un golpe militar.


En Venezuela un marasmo político condujo a unas elecciones en las cuales fue electo un militar de poca formación académica, pero un demagogo desbordado y bullicioso que llevó a su país a desafiar el “imperialismo” y a despilfarrar un enorme ingreso petrolero en populismo y en la creación de una imagen internacional de sí mismo a base de regalar la riqueza del País a toda una serie de naciones. Todo esto llevó a Venezuela a la bancarrota, pero el autor del estropicio murió sin conocer los efectos de su insania. 


En Colombia también se presentan episodios dañinos por culpa de la incapacidad y la vanidad de sus mandatarios. Hubo un Presidente que llegó al poder por un azar infortunado, al ser asesinado un candidato que casi tenía asegurada su elección. Al carecer de un programa de gobierno e ideas, decidió gobernar a base de “happenings”, impuso una apertura económica total e indiscriminada que casi acaba con la industria nacional.  Se le ocurrió hacer un “revolcón” institucional y  planteó una reforma constitucional, que terminó en una nueva constitución farragosa y absurda, la cual creó más problemas que soluciones. Todo esto con una serie de engaños y torpezas, tales como el clamor de la séptima papeleta o la refrendación popular del mamotreto. 


Más recientemente, un candidato sin votos ni convicciones llegó al poder a base de engaños y traiciones. Su gobierno empezó sin un Norte definido,  Ante su absoluta falta de popularidad, decidió iniciar un proceso de paz con una guerrilla de la cual previamente  había ordenado liquidar sus dos más prominentes jefes. Un problema que tenía más aspecto delincuencial, decidió transformarlo en “una guerra” y magnificarlo a base de propaganda para satisfacer su vanidad personal. Empezó unas interminables “conversaciones”, las cuales la guerrilla las dilata a su antojo, ante la prisa que tiene el mandatario de firmar antes de terminar su período presidencial.  Todo este proceso salpicado de mentiras y torpezas ha llevado al País a una crispación tal, que el principal deseo de todas las partes es salir del PresidenteSu incoherencia se asemeja a la de un Monarca de España conocido como El Hechizado

Wednesday, June 08, 2016

DEMOCRACIA

Esta palabra ha sido zarandeada a lo largo de la historia y prácticamente viene a representar todo un complejo ceremonial, en medio del cual la voluntad popular es burlada con demasiada frecuencia. Se considera que la democracia como sistema de gobierno se originó en la antigua Grecia. En un medio en el cual las “ciudades” eran poco más que aldeas, podía ser fácil la consulta popular, sin embargo en las ciudades griegas quienes podían opinar o “votar” eran una minoría, en la cual no estaban representadas las mujeres, los esclavos, los libertos ni los metecos.


La democracia tal cual se considera actualmente surgió con la Independencia Norteamericana y con la Revolución Francesa. En realidad,  donde se inició un proceso electoral fue en Norteamérica, con notables limitaciones, una de las cuales fue la elección indirecta, el votante primario elegía unos delegados o compromisarios quienes en realidad elegían al Presidente. Debido a esto en los Estados Unidos se eligieron presidentes que no tenían una votación  popular mayoritaria, esto ocurrió en varias ocasiones y este tipo de elección indirecta subsiste.Esta clase de régimen presidencial con notables variantes se estableció en Latinoamérica.


En Francia el ejercicio de la democracia tomó mucho más tiempo, realmente se estableció luego de Guerra Franco-Prusiana. No fue un régimen presidencial como en estados Unidos, fue un sistema parlamentario bicameral en el cual existió un Presidente como figura simbólica  sin poderes reales y un Jefe de Gabinete o Primer Ministro, quien ejercía efectivamente el poder ejecutivo, su nombramiento lo hacía la Cámara de Diputados y por mociones de censura podía ser removido del cargo. En varios países de Europa se establecieron regímenes similares pero en los cuales el papel ceremonial lo ejercía un Monarca y el poder ejecutivo real se encontraba en cabeza de un Primer Ministro elegido por el parlamento. Estas son las monarquías constitucionales que actualmente subsisten. En varios países europeos hay regímenes parlamentarios, no monárquicos al estilo del que originalmente imperó en Francia.  


Este cuadro teórico ideal que empezó a dibujar el conde de Montesquieu, con la división de poderes para garantizar los derechos del pueblo, paulatinamente se ha degradado. En los regímenes presidenciales han aparecido una serie de leyes que permiten al presidente tornarse en un monarca sin corona o en un vulgar dictador, la voluntad popular poco significa, el presidente se hace elegir con un programa de gobierno, pero luego gobierna con otro, generalmente contrario.  Los abusos del ejecutivo no tienen sanción, tampoco sus errores y frecuentemente termina eternizándose en el poder directamente o por medio de testaferros. El nepotismo se volvió una tradición en países tales como Perú, Chile, Colombia y empieza a entronizarse en los Estados Unidos.  


Los parlamentos tomaron el puesto de los señores feudales y boyardos. Los congresistas se pueden reelegir indefinidamente, por lo cual, su principal actividad es asegurar económicamente su reelección y asegurar el porvenir económico y político de sus familias. Por tanto el contacto con los electores se pierde casi completamente, solamente en ese evento ferial en que se convirtieron las elecciones los parlamentarios se comunican con el electorado. Para asegurar fondos del Estado los parlamentarios se convierten en cómplices de los proyectos del ejecutivo no importa su conveniencia o su legalidad.


En los regímenes parlamentarios los abusos del ejecutivo son menores por la posibilidad de la revocatoria, sin embargo donde el Primer Ministro logra formar un buen grupo de congresistas cómplices, puede abusar y perdurar. Berlusconi lo demostró en Italia. Escasos países pueden considerarse verdaderas democracias. Tal vez la mejor solución sería elegir triunviratos, para evitar que un idiota pueda hundir una nación. 


Jaime Galvis V.